Biden dice que recesión “no es inevitable” y la Fed busca aumentar tasas de interés

·2  min de lectura

Joe Biden declaró a Associated Press que una recesión “no es inevitable”, justo cuando el gobierno federal está trabajando para aumentar las tasas de interés para frenar la inflación.

Biden pronunció un discurso en Filadelfia en el que criticó a los republicanos, a los multimillonarios y a Wall Street, al mismo tiempo que defendía sus planes económicos.

Biden dijo en ese momento que continuaría tratando de obligar a los multimillonarios y las corporaciones a pagar impuestos que, según él, pagan de menos cada año.

“Nuestro trabajo no ha terminado”, aseguró Biden durante el evento. “Estados Unidos todavía tiene que tomar una decisión: una elección entre un gobierno de unos pocos para unos pocos o un gobierno para todos nosotros, democracia para todos nosotros, una economía en la que todos tengamos una oportunidad justa y la oportunidad de ganar nuestro lugar en la economía”.

Los inversores y los analistas financieros se preparan para lo peor a la luz de la decisión de la Reserva Federal de aumentar las tasas de interés. Esa decisión llevó al S&P 500 a un mercado bajista el lunes, lo que generó temores de que se avecinara una recesión.

Biden arremetió contra los dichos apocalípticos de los informantes de Wall Street durante su discurso.

“Wall Street no construyó este país, la clase media construyó este país”, sentenció Biden.

Profundizó aún más, diciendo que si los banqueros de inversión se declararan en huelga, no tendría mucho impacto en la economía estadounidense.

Los republicanos se apresuraron a culpar a Biden por los problemas financieros del país, impulsados en parte por los esfuerzos por recuperarse de la pandemia de coronavirus.

La presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel, se adelantó al discurso de Biden, poniendo los problemas de la nación directamente sobre sus hombros.

“La inflación vertiginosa, los precios récord de la gasolina y la escasez de fórmula para bebés son solo algunas de las crisis que ha enfrentado”, comentó.

Los precios de la gasolina están en gran medida fuera de la capacidad de control de Biden. La guerra de Rusia en Ucrania y la negativa de los países de la OPEP+ a aumentar la producción, lo que haría bajar los precios, han resultado en que el precio de la gasolina aumente en gran parte del mundo, no solo en Estados Unidos.

De hecho, Biden ha dado luz verde a muchos más permisos de perforación que el expresidente Donald Trump (un 34 por ciento más), y afirmó que la mayoría de los permisos no estaban siendo utilizados actualmente por las compañías petroleras en los EE.UU.

La inflación es en gran parte el resultado de los problemas de la cadena de suministro causados por la pandemia de coronavirus, el aumento de la demanda de productos, la escasez de trabajadores y el aumento de los precios de la energía causados en parte por la guerra en Ucrania.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.