Biden y Putin se reunirán en Ginebra en medio de tensiones

·2  min de lectura
ARCHIVO - En esta fotografía del 10 de marzo de 2011 el entonces vicepresidente Joe Biden estrecha la mano del primer ministro ruso Vladimir Putin en Moscú. (AP Foto/Alexander Zemlianichenko, Archivo)

WASHINGTON (AP) — El presidente Joe Biden y su homólogo ruso Vladimir Putin acordaron el martes reunirse el próximo mes en Ginebra, un encuentro cara a cara que la Casa Blanca espera ayude a aportar algo de previsibilidad a una relación frágil que sólo ha empeorado en los primeros meses del gobierno del demócrata.

La cumbre programada para el 16 de junio se llevará a cabo al término de la primera gira internacional de Biden como presidente de Estados Unidos, en la cual también visitará Gran Bretaña para asistir a una reunión del G-7 y viajará a Bruselas para una cumbre de la OTAN.

Se tiene previsto que su agenda incluya una discusión sobre las acciones de los rusos en la vecina Ucrania, el desvío forzoso esta semana de un vuelo con destino a Lituania por parte de Bielorrusia, que es aliada de Rusia, y las labores de ambas naciones para frenar la pandemia de coronavirus, entre otras cosas. La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, señaló que no se establecieron condiciones previas para la reunión.

La Casa Blanca no fijó altas expectativas para la reunión. No se tiene previsto que produzca algún avance importante, y mucho menos que ocurra el tipo de restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y al que aspiró el antiguo jefe de Biden, el expresidente Barack Obama, o la extraña cordialidad entre Donald Trump y Putin.

En cambio, funcionarios dijeron que Biden, que como candidato y al inicio de su presidencia advirtió que prevé que la relación siga siendo complicada, busca encontrar algún terreno en común con su adversario.

El Kremlin, por su parte, dijo que los mandatarios discutirán “el estado actual y las perspectivas de las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, cuestiones de estabilidad estratégica y problemas de gravedad en la agenda internacional, incluida la interacción en el manejo de la pandemia de coronavirus y la resolución de conflictos regionales”.

Biden propuso por primera vez la cumbre durante una llamada telefónica con Putin en abril, cuando su gobierno se preparaba para imponer la segunda ronda de sanciones contra funcionarios rusos de su incipiente presidencia. Y Estados Unidos impuso la semana pasada sanciones adicionales sobre compañías y embarcaciones rusas por su trabajo en un gasoducto europeo llamado Nord Stream 2. Funcionarios estadounidenses señalaron que el ducto amenaza la seguridad energética europea, aumenta la influencia de Rusia y plantea riesgos para Ucrania y Polonia debido a que pasa por ambos países.

La Casa Blanca ha dicho en varias ocasiones que busca tener una relación “estable y fiable” con Rusia, aunque al mismo tiempo han acusado al gobierno de Putin de interferir en el proceso electoral estadounidense del año pasado y de orquestar el llamado hackeo SolarWinds que afectó a por lo menos nueve dependencias estadounidenses.

___

Keaten informó en Ginebra. Los periodistas de The Associated Press Matthew Lee y Alexandra Jaffe en Washington, Vladimir Isachenkov en Moscú y Frank Jordans en Berlín contribuyó a este despacho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.