Biden prometió una "nueva economía" y combatir la desigualdad

Rafael Mathus Ruiz
·3  min de lectura
Joe Biden
Fuente: LA NACION

WASHINGTON.- El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, prometió sacar al país de la crisis y construir una "nueva economía", más equitativa, con más oportunidades y un perfil ambientalista c on un multimillonario plan de estímulo fiscal similar al que puso en marcha el gobierno de Barack Obama hace más de una década para salir de la crisis financiera global.

"Sé que los tiempos son difíciles, pero quiero que sepan que la ayuda está en camino", dijo Biden en un nuevo discurso en Wilmington, donde presentó a su equipo económico, que estará liderado por mujeres. "A partir de la crisis económica y laboral más desigual de la historia moderna, podemos construir una nueva economía que funcione para todos los estadounidenses. Pero tenemos que actuar ahora. Y tenemos que trabajar juntos", continuó.

La Corte congela el debate del amparo por el recorte de fondos a la Ciudad hasta que el Congreso apruebe una ley

A diferencia de la política económica del presidente, Donald Trump, que estaba asentada sobre recortes impositivos para las empresas y fuertes desregulaciones para apuntalar la inversión, además de una política comercial más proteccionista para alentar la industria nacional, Biden puso el acento en la inversión pública y el gasto social. Dijo que el país debía invertir más en infraestructura, energía limpia y cambio climático, y que había llegado el momento de abordar las "desigualdades estructurales" que la pandemia del coronavirus había dejado al descubierto.

"Los economistas dicen que la recuperación actual tiene forma de 'K'. Al igual que las dos líneas que salen de una K, algunas personas están viendo cómo sus perspectivas se disparan mientras que la mayoría de los demás ven cómo su bienestar económico cae bruscamente", describió.

Agustín Pichot: su opinión sobre el escándalo de los Pumas y los mensajes de Matera, Petti y Socino

Ante esa realidad, Biden prometió ofrecer "un alivio inmediato" a millones de personas a través de seguros médicos asequibles, atención para niños, licencias por enfermedad, licencias familiares, y alivio de alquiler y préstamos estudiantiles, una de las principales preocupaciones de la izquierda demócrata y de millones de jóvenes del país. Y también dijo que quiere apoyar a las pequeñas empresas y a los emprendedores "que forman la columna vertebral de nuestras comunidades".

El discurso de Biden llegó horas después de que un grupo de senadores republicanos y demócratas presentó un nuevo paquete de ayuda por US$ 908.000 millones para apuntalar la recuperación económica de la pandemia. Biden afirmó que cualquier plan aprobado antes de su asunción será, en el mejor de los casos, "solo un comienzo".

La principal funcionaria responsable del plan económico de Biden será Janet Yellen, su candidata a dirigir el Departamento del Tesoro, cuya designación debe ser aprobada por el Senado. Luego de ser presentada por Biden, Yellen dijo que era fundamental actuar con urgencia porque la inacción, advirtió, "producirá una recesión que se reforzará a sí misma y provocará aún más devastación". Yellen enumeró varios "problemas estructurales" en su mensaje: desigualdad, salarios estancados, industrias que desaparecen, disparidades raciales y disparidades de género.

"Es una convergencia de tragedias que no solo es económicamente insostenible, sino que traiciona nuestro compromiso de dar a todos los estadounidenses la misma oportunidad de salir adelante", afirmó Yellen.