Biden anuncia ambicioso plan de infraestructura para EEUU

JONATHAN LEMIRE, KEVIN FREKING y ZEKE MILLER
·2  min de lectura
El presidente Joe Biden pronuncia un discurso sobre infraestructura, el miércoles 31 de marzo de 2021, en el Carpenters Pittsburgh Training Center, en Pittsburgh. (AP Foto/Evan Vucci)

PITTSBURGH (AP) — El presidente Joe Biden delineó el miércoles un enorme plan de 2,3 billones de dólares para rediseñar la infraestructura del país a lo largo de los próximos ocho años, en lo que describió como “una inversión que se ve una vez por generación en Estados Unidos".

El plan revertiría en el proceso el mayor logro legislativo de su predecesor, quien estableció importantes recortes de impuestos para las grandes corporaciones.

Desde un centro de capacitación de un sindicato de carpinteros en Pittsburgh, Biden comparó su propuesta de transformación de la economía estadounidense con la carrera espacial, y prometió resultados de magnitud similar al “New Deal” establecido por Franklin D. Roosevelt o los programas “Great Society” que moldearon al siglo XX.

“No es un plan que se vaya con rodeos”, dijo Biden. “Es una inversión que se ve una vez por generación en Estados Unidos a diferencia de lo que hayamos visto o hecho desde que construimos el sistema de autopistas interestatales y la carrera espacial hace varias décadas. Es la mayor inversión en empleos en Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial. Creará millones de empleos, empleos bien remunerados”.

Funcionarios de la Casa Blanca aseguran que el gasto generaría dichos empleos al tiempo que el país se distancia de los combustibles fósiles y combate los riesgos del cambio climático. También es un intento por competir con las inversiones pública y en tecnología de China, que es la segunda mayor economía del mundo y rápidamente recorta distancias con Estados Unidos.

“Estoy convencido de que si actuamos ahora, en 50 años las personas recordarán este momento como el momento en que Estados Unidos ganó el futuro”, comentó Biden.

Los fondos para los proyectos de infraestructura vendrían de un aumento a los impuestos corporativos, cuyo objetivo sería recaudar el dinero necesario durante 15 años, y posteriormente reducir el déficit. Al hacer esto, Biden elevaría la tasa de impuestos corporativos a 28% respecto al 21% que se había establecido durante una reforma aprobada en 2017 por Trump y legisladores republicanos.

“Noventa y un compañía del Fortune 500, incluyendo a Amazon, no pagan un solo centavo en impuestos sobre la renta”, subrayó Biden.

Además del anuncio del miércoles, Biden presentará en las próximas semanas una propuesta complementaria más o menos del mismo tamaño de inversión para el cuidado infantil, créditos fiscales familiares y otros programas domésticos. Ese paquete de casi 2 billones de dólares se financiaría con el aumento de impuestos a personas y familias acaudaladas.

“Wall Street no construyó este país”, comentó Biden. “Ustedes, la gran clase media, construyeron este país. Y los sindicatos construyeron a la clase media”.