Biden da positivo en COVID, pero seguirá trabajando: Casa Blanca

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en Somerset, Massachusetts, Estados Unidos.

Por Trevor Hunnicutt

WASHINGTON, 21 jul (Reuters) -El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el hombre de más edad en ocupar el cargo, dio positivo el jueves al COVID-19 y está experimentando "síntomas muy leves", informó la Casa Blanca.

Biden, de 79 años, seguirá desempeñando sus funciones y ha comenzado a tomar el tratamiento antiviral Paxlovid, dijo su secretaria de prensa, Karine Jean-Pierre. "Está totalmente vacunado y dos veces reforzado y está experimentando síntomas muy leves".

"En consonancia con las directrices de los CDC, se aislará en la Casa Blanca y seguirá desempeñando todas sus funciones plenamente durante ese tiempo", agregó, en referencia a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Jean-Pierre dijo que Biden había estado hablando con su personal por teléfono y que seguirá participando en reuniones telefónicas y por Zoom desde la residencia mientras se recupera. Reanudará el trabajo en persona una vez que las pruebas sean negativas, dijo.

La Casa Blanca proporcionará una actualización diaria sobre la salud del presidente, dijo Jean-Pierre.

Biden, de 79 años, tiene secreción nasal, fatiga y una tos seca ocasional, síntomas que empezó a experimentar a última hora del miércoles, explicó por su parte el médico de la Casa Blanca, Kevin O'Connor.

La enfermedad obligó a cancelar un viaje a Pensilvania en el que Biden pretendía exponer sus planes para pedir al Congreso 37.000 millones de dólares para programas de prevención del crimen.

"Amigos, estoy muy bien. Gracias por su preocupación. Acabo de llamar al senador Casey, al congresista Cartwright y al alcalde Cognetti (¡y a mis primos de Scranton!) para enviarles mis disculpas por haber faltado a nuestro evento de hoy. Me mantengo ocupado", dijo Biden en Twitter.

Una foto que acompañaba al tuit mostraba al presidente sonriendo, sentado ante un escritorio con papeles.

Aunque muchos estadounidenses han dejado atrás las estrictas precauciones de los primeros meses de la pandemia, volviendo a las oficinas y las escuelas y reanudando los viajes de verano, el virus sigue propagándose.

Los casos en Estados Unidos han aumentado más de un 25% en el último mes, según los datos de los CDC, a medida que la subvariante BA.5, de rápida propagación, se ha ido afianzando.

La subvariante BA.5, que ha eludido la protección inmune que ofrece la vacunación o la infección previa, ha sido la subvariante dominante en Estados Unidos al menos desde principios de julio y ha impulsado un aumento de las nuevas infecciones en todo el mundo.

(Reporte de Trevor Hunnicutt, Chris Gallagher y Steve Holland. Editado en español por Javier Leira)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.