Biden planea prorrogar las restricciones a los viajes de Europa y Brasil por la pandemia

David Shepardson
·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Pasajeros en la Terminal 1 en el Aeropuerto Internacional JFK de Nueva York, EEUU, el 13 de marzo de 2020

Por David Shepardson

WASHINGTON, 19 ene (Reuters) - El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, planea prorrogar rápidamente las restricciones a los viajes que impiden la llegada de la mayoría de las personas que han estado recientemente en gran parte de Europa y Brasil, poco después de que el presidente Donald Trump levantara esos requisitos a partir del 26 de enero, según dijo una portavoz de Biden.

Trump firmó el lunes una orden que levanta las restricciones que impuso a principios del año pasado en respuesta a la pandemia —una decisión publicada por primera vez el lunes por Reuters— después de recibir el apoyo de los miembros del grupo de trabajo sobre el coronavirus y de los representantes de salud pública.

Poco después de que la decisión de Trump se hiciera pública, Jen Psaki, portavoz de Biden, tuiteó que "por consejo de nuestro equipo médico, la Administración no tiene intención de levantar estas restricciones el 26 de enero".

Psaki añadió: "Con el empeoramiento de la pandemia, y más variantes contagiosas que surgen en todo el mundo, este no es el momento de levantar las restricciones a los viajes internacionales".

Hasta que Biden tome una decisión, la medida ordenada por Trump pone fin a estas restricciones el mismo día en que los nuevos requisitos de las pruebas para la COVID-19 entran en vigor para todos los visitantes internacionales. Trump debe dejar su cargo el miércoles.

La semana pasada, el director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades firmó una orden que exige a casi todos los viajeros que lleguen en avión la presentación de una prueba de coronavirus negativa o una prueba que haga constar que se han recuperado de la enfermedad COVID-19 para entrar a Estados Unidos a partir del 26 de enero.

Las restricciones a los viajes que Trump ha anulado han impedido la libre circulación a través de fronteras abiertas de casi todos los no ciudadanos estadounidenses que en los últimos 14 días habían estado en Brasil, el Reino Unido, Irlanda y los 26 países del área Schengen de Europa.

Las restricciones estadounidenses que prohíben la llegada de la mayoría de los visitantes de Europa entraron en vigor a mediados de marzo, cuando Trump firmó la correspondiente normativa, mientras que la prohibición de entrada desde Brasil se impuso en mayo.

Psaki añadió que "de hecho, planeamos reforzar las medidas de salud pública en torno a los viajes internacionales para reducir aún más la propagación de COVID-19". El equipo de transición de Biden no respondió inmediatamente a una solicitud para comentar si planeaba ampliar el número de países bajo esta normativa.

Biden, una vez en el cargo, tiene la autoridad legal para reimponer las restricciones.

Las aerolíneas esperan que los nuevos requisitos, como la presentación de una prueba de COVID, despejen el camino para que la nueva Administración levante las restricciones que han reducido los viajes desde algunos países europeos en un 95% o más.

Durante meses, muchos responsables de la Administración argumentaron que las restricciones ya no tenían sentido, ya que la mayoría de los países no estaban sujetos a las prohibiciones de entrada. Otros han argumentado que Estados Unidos no deberían eliminar las prohibiciones de entrada ya que muchos países europeos siguen vetando a la mayoría de ciudadanos estadounidenses.

Reuters había informado con anterioridad que la Casa Blanca no estaba contemplando levantar las prohibiciones de entrada a la mayoría de los ciudadanos no estadounidenses que habían estado recientemente en China o Irán. Trump confirmó el lunes que no las levantaría.

(Información de David Shepardson; editado por Howard Goller y Nick Zieminski; traducido por Andrea Ariet en Gdansk)