Biden pide a demócratas que hagan mucho con muy poco

·2  min de lectura
EEUU-PRESUPUESTO (AP)
EEUU-PRESUPUESTO (AP)

Rara vez se ha pedido a los dirigentes legislativos que hagan tanto con tan poco, como de dar a la gran visión de política interior del presidente Joe Biden fuerza de ley.

Aspirar a grandes logros con mayorías demócratas reducidas siempre ha sido políticamente desprolijo en el mejor de los casos, arduo en el peor, y está a punto de convertirse en un desafío de enormes proporciones para el presidente y su partido.

Aprobado el proyecto de Biden de 1 billón de dólares para obras de infraestructura, los demócratas van por su paquete de 1,85 billones de dólares para ampliar los programas de salud pública, atención infantil, atención de adultos mayores y lucha contra el cambio climático. Ávidos por lograr una victoria después de los resultados electorales desoladores de la semana pasada, los líderes de los bloques legislativos tratarán de aprobar el enorme paquete a pesar de la acérrima oposición republicana. Es un emprendimiento ambicioso difícil como casi ningún otro en la historia estadounidense moderna.

“No hay un buen precedente para lo que intentan los demócratas, y no me sorprendería verlos fracasar”, dijo Frances Lee, titular adjunto del departamento de Política de la Universidad de Princeton. “No se me ocurre ningún paralelo. Quiero decir que conozco algunos proyectos grandes, pero ninguno como éste”.

No solo es un paquete gigantesco: el proyecto de Biden de 2.135 páginas tiene tantas medidas y programas de amplio alcance que incluso a sus partidarios les resulta difícil explicarlo en su totalidad.

Y los demócratas intentan aprobarlo solos, confiando en que su estrecha mayoría en el Congreso les permitirá superar a una oposición como la que Franklin Roosevelt, Lyndon Johnson y otros presidentes modernos no tuvieron que enfrentar.

La división estrecha del Congreso ha dado lugar a nuevos centros de poder. Los progresistas, centristas y hasta un solo senador —Joe Manchin de Virginia Occidental o Kyrsten Sinema de Arizona— tienen una influencia enorme a la hora de distar las condiciones de un acuerdo y la fecha de las votaciones.

Si bien el proyecto de infraestructura tuvo el apoyo de algunos republicanos en ambas cámaras —un acuerdo bipartidista que es raro en estos tiempos_, no sucederá lo mismo con la “Ley de Reconstruir Mejor”, que recuerda las promesas de campaña de Biden.

“La pregunta es, ¿puedo conseguir todos esos votos? Esto es un proceso”, dijo Biden a los periodistas en la Casa Blanca el sábado, al festejar la aprobación de un proyecto y reconocer los retos en los próximos días y semanas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.