Biden perdona a preso de Florida que perdió un ojo en la cárcel

·2  min de lectura
Alex Brandon/AP

El presidente Joe Biden concedió el martes el indulto a tres floridanos que cumplían sentencias en cárceles federales por cargos de drogas.

Mackie Shivers, de Fort Lauderdale, fue condenado a cadena perpetua en 2001 en el Distrito Sur de la Florida tras ser declarado culpable de cargos de confabulación para poseer con intención de distribuir 5 kilogramos o más de cocaína y posesión con intención de distribuir 5 kilogramos o más de cocaína.

Biden conmutó la sentencia de Shivers. Saldrá en libertad el 24 de agosto y estará sujeto a 10 años de libertad supervisada según la orden.

Shivers demandó infructuosamente al gobierno federal después de perder un ojo cuando su compañero de celda lo atacó con unas tijeras mientras dormía. Shivers tenía 64 años en el momento del ataque en 2015, mientras que su compañero de celda tenía 26 años, según los documentos judiciales.

El incidente ocurrió en la Penitenciaría Federal Coleman II en Coleman, Florida.

La demanda alegaba que la Oficina Federal de Prisiones había sido negligente y había violado sus derechos civiles al colocarlo en la celda con el recluso más joven después que Shivers hubiera expresado preocupación al respecto. El Tribunal Federal de Apelaciones del 11no Circuito rechazó los argumentos de Shivers en una sentencia de 2021, según Bloomberg.

Shivers fue uno de los 75 delincuentes a los que Biden conmutó la pena el martes. Otros tres fueron indultados. Otros dos floridanos se unieron a Shivers en la reducción de su tiempo en la cárcel.

Manuel Rubén Durán-Pimentel, de Miami, fue condenado en 2016 por cargos de confabulación para importar sustancias controladas y lavado de instrumentos monetarios en el Distrito de Puerto Rico.

Durán-Pimentel fue condenado a 151 meses de cárcel, una pena que sería de aproximadamente 12 años y medio. Según la orden de Biden, la sentencia expirará en abril de 2023 y el resto lo cumplirá en reclusión domiciliaria. La orden deja intactos cinco años de libertad supervisada.

Cleola Sullivan fue condenada a 120 meses de cárcel, o 10 años, en 2016 en el Distrito Norte de la Florida tras ser declarada culpable de conspiración para distribuir y poseer con intención de distribuir base de cocaína y 5 kilogramos o más de cocaína y posesión con intención de distribuir 500 gramos o más de cocaína.

También verá expirar su sentencia en abril de 2023 y el resto lo cumplirá en confinamiento domiciliario y estará sujeta a cinco años de libertad supervisada.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.