Biden ordena a empresas estadounidenses que vacunen a todo su personal antes del 4 de enero o serán multadas

·4  min de lectura

El mandato de vacunación de la administración Biden para las grandes empresas entrará en vigor el 4 de enero, con la amenaza de fuertes multas en caso de infracción intencionada.

En virtud de las normas federales emitidas por la Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo (OSHA), las vacunas covid o las pruebas semanales serán obligatorias para los trabajadores de empresas privadas con 100 o más empleados.

La medida forma parte del impulso del presidente Joe Biden para aumentar las tasas de vacunación, y en las próximas semanas entrarán en vigor normas similares para los trabajadores federales y los contratistas.

De acuerdo con las nuevas normas, el primer plazo es el 5 de diciembre, cuando los empleadores deben proporcionar tiempo libre para que los trabajadores se vacunen y asegurarse de que los que aún no se han vacunado lleven mascarillas.

La vacunación completa se exige antes del 4 de enero, con multas de hasta 13 mil 653 dólares por cada infracción grave, y de hasta 136 mil 532 dólares para cualquier empleador que ignore deliberadamente el mandato.

Las nuevas normas cubrirán hasta 84 millones de estadounidenses y se aplicarán mediante inspecciones para comprobar su cumplimiento.

Aproximadamente 17 millones de trabajadores sanitarios de centros que participan en los programas de Medicare y Medicaid también estarán cubiertos por normas similares anunciadas por los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, que también entran en vigor el 4 de enero.

Los contratistas federales debían vacunarse antes del 8 de diciembre, pero ahora se ha retrasado el plazo hasta el 4 de enero.

Leer más: Vacuna contra el VPH reduce las tasas de cáncer de cuello uterino en casi un 90%, según estudio

“En conjunto, estas normas cubrirán a unos 100 millones de estadounidenses, dos tercios de todos los trabajadores de Estados Unidos”, dijo el presidente en un comunicado publicado por la Casa Blanca el jueves. “Como hemos visto con las empresas -grandes y pequeñas- de todos los sectores de nuestra economía, la abrumadora mayoría de los estadounidenses elige vacunarse. No ha habido “despidos masivos” ni escasez de trabajadores debido a los requisitos de vacunación. A pesar de lo que algunos predijeron y afirman falsamente, los requisitos de vacunación tienen un amplio apoyo público.”

Biden añadió: “pido a los empresarios que actúen. Las empresas tienen más poder que nunca para acelerar nuestra salida de esta pandemia, salvar vidas y proteger nuestra recuperación económica.”

Las nuevas normas sobre vacunas prevalecerán sobre cualquier ley estatal o local que pretenda prohibir la obligación de vacunarse u otras medidas para limitar la propagación del covid, que se están considerando en estados como Texas y Florida.

La OSHA está facultada para actuar con rapidez en caso de emergencia, cuando considere que los trabajadores están en grave peligro y se requieran nuevas regulaciones o normas para protegerlos.

“Un virus que ha matado a más de 745 mil estadounidenses, con más de 70 mil nuevos casos al día en la actualidad, es claramente un riesgo para la salud que supone un grave peligro para los trabajadores”, afirmó un funcionario. “La nueva norma temporal de emergencia está bien dentro de la autoridad de la OSHA bajo la ley y es consistente con los requisitos de la OSHA para proteger a los trabajadores de los riesgos de salud y seguridad, incluyendo las enfermedades infecciosas”.

Los trabajadores que opten por no vacunarse podrán hacerlo en virtud de las normas, pero seguirán estando obligados a llevar máscaras y a someterse a pruebas semanales.

Esa estipulación no incluye a los trabajadores sanitarios, a los que se les pedirá un nivel de exigencia mayor para la seguridad de los pacientes. Las sanciones por falta de cumplimiento en el sector sanitario podrían ser monetarias, pero podrían incluir el despido de los programas de Medicare y Medicaid.

El secretario de Trabajo, Marty Walsh, y el coordinador de la respuesta al covid de la Casa Blanca, Jeff Zients, escribieron un artículo de opinión para USA Today en el que destacaban cómo la nueva norma protegerá a los trabajadores del peligro que supone el covid.

“El covid sigue frenando nuestra mano de obra y nuestra economía, y seguirá haciéndolo hasta que más estadounidenses se vacunen”, increparon.

“Los trabajadores estadounidenses merecen y esperan un lugar de trabajo seguro y saludable. Esta norma cubre a más de 80 millones de trabajadores y tendrá un enorme impacto, salvando miles de vidas y evitando la hospitalización de 250 mil trabajadores sólo en los próximos seis meses”.

Hasta la fecha, el 78.3% de la población estadounidense mayor de 12 años (los que cumplen los requisitos hasta que el límite de edad se reduzca a 5 años la próxima semana) ha recibido al menos una dosis de una vacuna, y el 68% está totalmente vacunado.

Relacionados

OMS: "Grave preocupación" por repunte del COVID-19 en Europa

Gran Bretaña autoriza la píldora de Merck contra el COVID-19

India celebra festival de la luz pese al temor al COVID-19

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.