Volodímir Zelenski pide "un castigo justo" contra Rusia y cancelar su derecho a veto en la ONU

·7  min de lectura
© Mike Segar/Reuters

Ante la Asamblea General de Naciones Unidas, el presidente de Ucrania arremetió contra Rusia y pidió que la nación sea castigada, a la vez que sea aislada de las organizaciones internacionales y le sea retirado su derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU. Previamente, el presidente estadounidense reprochó el reciente anuncio de Moscú sobre “movilización parcial” de tropas hacia Ucrania y el mandatario iraní, Ebrahim Raisi, criticó a Occidente por el retiro de Washington del Acuerdo Nuclear.

Los cerca de 150 líderes mundiales que se dan cita en Nueva York para la 77ª reunión de la Asamblea General de Naciones Unidas, participan en la segunda jornada de la primera cumbre presencial desde que apareció la pandemia del Covid-19.

Los asuntos que los dirigentes abordan en la jornada incluyen la guerra rusa en Ucrania y el cambio climático.

Sobre el conflicto en Ucrania, el presidente de ese país arremetió contra Rusia en un discurso pregrabado y difundido en la Asamblea General, el mismo día que el presidente ruso Vladímir Putin informó de una "movilización parcial" de sus reservistas para combatir en Ucrania, abriendo así un nuevo de la guerra.

Siga aquí los discursos más destacados de este 21 de septiembre:

  • Volodímir Zelenski: "Se ha cometido un crimen contra Ucrania y exigimos un castigo justo"

Vestido con su habitual camiseta militar, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, aseguró que Rusia “ha cometido un crimen contra Ucrania” y exigió un "castigo justo" para Moscú en un vídeo del mandatario dirigiéndose a la Asamblea General de la ONU.

"Rusia quiere pasar el invierno en el territorio ocupado de Ucrania y preparar a sus fuerzas para intentar una nueva ofensiva", dijo Zelenski, quien aprovechó la intervención en la cita anual de la Asamblea para pedir más apoyo militar, "en especial armas de largo alcance y defensas aéreas, y mayor asistencia financiera", dijo.

También exigió un nuevo paquete de sanciones contra Rusia, que incluya un bloqueo del comercio y las relaciones con Moscú, la retirada de su derecho al voto en órganos internacionales, restricciones a los visados para los rusos y la creación de un tribunal especial que juzgue los crímenes cometidos en el conflicto, entre otros.

El mandatario aseguró que los ucranianos están "listos para la paz, pero una paz verdadera, honesta y justa" y fijó condiciones para ello, entre las cuales "el castigo por el crimen de esta agresión" y por "la violación de nuestras fronteras y nuestra integridad territorial", dijo el mandatario, quien rechazó cualquier propuesta de paz que no sea la presentada por Kiev.

También expresó su negativa a la posibilidad de que Ucrania acepte un estatus neutral. Otra de las exigencias presentadas por el mandatario fue el restablecimiento de la seguridad del país que gobierna y garantías futuras.

Finalmente, arremetió contra las naciones que han optado por mantenerse neutrales ante el conflicto y dijo que con su falta de implicación a favor de Ucrania, estos países “están hablando de indiferencia", denunció el jefe de Estado.

  • “No se puede tomar el territorio de otra nación por la fuerza”: Biden arremete contra Rusia

La guerra ordenada por el presidente ruso Vladimir Putin contra Ucrania ocupó la parte central del discurso del mandatario de Estados Unidos, Joe Biden.

El mandatario culpó al líder del Kremlin de los “horrendos crímenes” cometidos durante los casi siete meses de guerra en el vecino país.

“Esta guerra es para extinguir el derecho de Ucrania a existir como Estado y el derecho de existir como pueblo (...) Si las naciones pueden perseguir sus ambiciones imperiales sin consecuencias, entonces ponemos en riesgo todo lo que representa esta misma institución”, afirmó el líder de la Casa Blanca.

En este sentido, Biden desestimó las justificaciones entregadas por Putin este 21 de septiembre, cuando anunció la “movilización parcial” de tropas a la vecina nación, así como el respaldo a referendos para anexar a Moscú los territorios ucranianos de Donetsk, Lugansk, Jerson y Zaporizhia. Putin dijo que su decisión responde a supuestas amenazas de Occidente.

“Nadie amenazó a Rusia y nadie más que Rusia buscó el conflicto. Habíamos alertado que se avecinaba e hicimos mucho para evitarlo, pero las palabras de Putin hacen innegable su propósito (…) Dijo que Ucrania fue creada por Rusia y que nunca tuvo un Estado real, ahora vemos que ataca escuelas, estaciones de ferrocarriles, centros de cultura e historia de Ucrania, incluso hay pruebas de las atrocidades, los crímenes de guerra como las fosas comunes en Izium”, describió el líder de la Casa Blanca.

Biden también aseguró que Moscú hace “amenazas irresponsables sobre el uso de armas nucleares”. Se refirió además a la crisis alimentaria desencadenada por el conflicto, algo de lo que también responsabilizó a Moscú, tras señalar que las sanciones de Occidente “permiten explícitamente la exportación de alimentos”.

Por otra parte, el líder demócrata se refirió al histórico pacto alcanzado en 2015 con Teherán. Insistió en que su Gobierno “no permitirá que Irán obtenga un arma nuclear”.

  • Migración, narcotráfico y cambio climático entre los temas centrales de Guillermo Lasso

El presidente de Ecuador destacó la necesidad de una lucha frontal contra el tráfico de drogas.

El mandatario aseguró que su país es el tercero con más cocaína incautada en el mundo, pero que las repercusiones de este flagelo no solo deben ser abordadas desde el plano económico, sino que es crucial tener en cuenta la devastación que el crimen organizado causa. Desde la minería ilegal hasta la trata de personas.

Lasso también se refirió a la crisis migratoria de miles de ciudadanos venezolanos, en su mayoría recibidos por las naciones vecinas. Y aunque Colombia ocupa el primer lugar en el mundo en el número de desplazados que acoge esa nación, Ecuador también recibe parte de las personas afectadas, por lo que solicitó ayuda por parte de la comunidad internacional.

El cambio climático también acaparó el centro de su discurso, en el que señaló las medidas tomadas durante su Gobierno para paliar la crisis ambiental.

Lasso aseguró que el territorio ecuatoriano “solo es responsable del 0,8% de los gases de efecto invernadero”, pero pone en marcha una política transversal hacia la transición de energías limpias.

“No es una cuestión de cuánto uno se haya industrializado en el pasado, sino de cuánto uno puede aportar al futuro”, destacó.

Por esta razón, el jefe de Estado sostuvo que su Administración tomó la decisión de convertir a Ecuador “en el primer país de América Latina y el cuarto en el mundo en adoptar una política transversal hacia la transición ecológica”.

  • Raisi: Occidente aplica “doble rasero” sobre las capacidades nucleares

En su intervención ante el pleno de la Asamblea General de la ONU, el mandatario iraní, Ebrahim Raisi, insistió en que el programa nuclear de su país tiene fines científicos y civiles y arremetió contra lo que considera incoherencia entre las presiones a su país y el desarrollo nuclear de otras naciones.

“Se aplica doble rasero cuando se habla de capacidades nucleares científicas de la República Islámica. Algunos países están dispuestos a utilizarlo como amenaza para no tener que enfrentar lo que tienen que enfrentar ellos mismos que es la desnuclearización (…) Quieren señalarnos injustamente como amenaza nuclear y sin embargo siguen usando esas armas”, afirmó el presidente tras referirse a las capacidades atómicas de Israel, aliado de Estados Unidos y que se opone fuertemente al pacto con Teherán.

Raisi aseveró que su país “no quiere construir ni obtener armas nucleares”. Adoptando un tono desafiante, el líder exigió en su discurso garantías de que tras las actuales negociaciones, Estados Unidos no abandonará una eventual reanudación del acuerdo.

Asimismo, cuestionó que el 85% de las inspecciones del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) se concentren en su país, que según aseguró solo tiene el 2% de las actividades nucleares del mundo.

El jefe de Estado iraní también se refirió a la operación militar ordenada por el Gobierno estadounidense, en Irak, en enero de 2020, en la que falleció el militar más poderoso de Irán, el general Qassem Soleimani.

“A través de un tribunal justo, haremos que lleguen a la justicia los que convirtieron en mártir a nuestro querido general Soleimani”, sentenció tras señalar que el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció públicamente haber dado la orden.

Pero en la República Islámica, Soleimani era considerado un alfil clave y carismático en la historia del país. El militar jugó un papel importante en la lucha contra las fuerzas yihadistas y se convirtió en una gran influencia iraní en Medio Oriente, donde reforzó el peso diplomático de Teherán, especialmente en Irak y Siria.

Con Reuters