Biden va al oeste de EEUU arrasado por incendios en vísperas de elección en California

·4  min de lectura

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, inició este lunes una visita en el oeste del país, para insistir en la necesidad de luchar contra el cambio climático y apostar a las grandes inversiones públicas, pero también para meterse en la arena política.

Biden inició la gira en Boise, Idaho, donde recorrió un centro de coordinación de extinción de incendios y ofreció un discurso centrado en la cuestión ambiental.

El mandatario demócrata partió después para California, un bastión de su partido que no visita desde su elección, para apoyar al gobernador Gavin Newsom, que enfrenta este martes un referendo revocatorio.

Biden visitó el norte del estado, en donde más de 8.000 km2 han sido carbonizados por los incendios este año.

"Tenemos que pensar en grande", dijo Biden en Sacramento, capital de California. "Pensar pequeño es una fórmula para el desastre. (...) Vamos a luchar contra el cambio climático", dijo ante la audiencia.

La gira tiene como uno de sus objetivos subrayar la propuesta de Biden, que busca que Estados Unidos sea menos vulnerable a las catástrofes naturales y espera ecologizar su economía con proyectos de inversión cuyo monto acumulado podría acercarse a los cinco billones de dólares, siempre que el Congreso los apruebe en los próximos meses.

"Cada dólar que invertimos en resiliencia, ahorra hasta 6 dólares más adelante, cuando esa inversión evita que un incendio no se propague tan ampliamente. Esas inversiones salvan vidas", dijo Biden este lunes en Sacramento.

"Cuando pienso en cambio climático, no pienso en costos, pienso en los empleos bien remunerados que estamos creando. Pero también en los empleos que perdemos debido al impacto en la cadena de entrega y en las industrias, porque no hemos actuado de forma suficientemente sagaz", comentó.

El presidente Biden se está enfocando en un tema ya familiar: recordar la urgencia de actuar para combatir el calentamiento global y los desastres asociados, como los incendios forestales y las tormentas.

"La realidad es que tenemos un problema de calentamiento global", dijo Biden más temprano en Boise, Idaho. "Las cosas no volverán a ser como eran. Volver al pasado no es una opción, y la situación no está mejorando", agregó.

Los incendios forestales han aumentado este verano boreal, en particular en el occidente del país, incluyendo los estados que visitará Biden.

Hasta el domingo, según el último balance, el Centro Nacional de Bomberos Interagencial contaba 80 grandes incendios activos, incluidos 22 solo en Idaho, cuyo combate involucra a más de 22.000 bomberos.

Biden, que rompió con el escepticismo de su predecesor republicano Donald Trump sobre el cambio climático, dijo la semana pasada que el mundo enfrenta una "alerta roja" por el peligro del cambio climático, y llamó a la unión, trascendiendo las divisiones partidistas.

- Revocatorio en California -

Biden fue recibido en Sacramento por el gobernador de California, Gavin Newsom, quien enfrentará este martes un referendo revocatorio que podría costarle su puesto si más de la mitad de los electores vota en su contra.

Los demócratas irán luego a Los Ángeles para un último evento de campaña en el cual se espera que Biden le ofrezca apoyo total a Newsom.

Los californianos votarán si expulsan o no a Newsom, de 53 años, en una consulta impulsada por republicanos enojados por la obligatoriedad de usar mascarillas para frenar el covid-19, un alto costo de vida y una falta de vivienda que se dispara en el estado más rico y poblado de la nación.

Hace 18 años, una votación similar permitió a Arnold Schwarzenegger conquistar California.

Newsom, exalcalde de San Francisco elegido gobernador en 2018 y cuyo mandato no termina hasta enero de 2023, no arriesga mucho en un estado dominado por los demócratas.

Después de algunas incertidumbres, las últimas encuestas apuntan a que el mandatario mantendrá el cargo. El respetado portal fivethirtyeight.com afirma que Newsom obtendrá 55% de los votos a favor.

Pero aún así los demócratas se toman la votación en serio, conscientes de que siempre es posible una revocación sorpresa, especialmente si la participación es baja.

Con este referendo se juega una división que va mucho más allá de California, entre un electorado democrático que apoya el programa progresista y las medidas anticovid de Biden, y un electorado conservador que desconfía de las tendencias intervencionistas de los poderes públicos en cualquier ámbito: salud, economía, educación, costumbres o cambio climático.

aue/cjc/ad/ll/rsr/pr/yow/lm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.