Biden evoca conquista de la Luna al lanzar cruzada de EEUU contra el cáncer

·4  min de lectura

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, expresó el lunes su sueño de "curar el cáncer de una vez por todas", al lanzar una cruzada contra esta enfermedad, exactamente 60 años después del histórico discurso de John F. Kennedy sobre la conquista de la Luna.

"En Estados Unidos creemos que todo es posible", dijo el mandatario en Boston, en un discurso en la Biblioteca dedicada al mandatario asesinado, tras una presentación de la hija de este último, Caroline Kennedy.

Inspirándose en las palabras de "JFK" el 12 de septiembre de 1962, cuando prometió enviar un hombre a la Luna, Biden dijo querer "organizar y medir lo mejor de nuestra energía y nuestros talentos para acabar con el cáncer tal y como lo conocemos, e incluso para curar el cáncer de una vez por todas".

"Al cáncer (...) no le importa si eres republicano o demócrata. Vencer al cáncer es algo que podemos hacer juntos", enfatizó.

Al prometer la conquista de la Luna, Kennedy había "creado un objetivo nacional, capaz de unir al pueblo estadounidense, y una causa común. Y lo logró", recordó el presidente estadounidense, que quiere reducir la mortalidad vinculada al cáncer en 50% en 25 años.

Se trata de que "cada vez más, el cáncer no sea una sentencia de muerte sino una enfermedad crónica con la que la gente puede vivir", dijo.

Esta ofensiva del Ejecutivo estadounidense tiene varias facetas. Por ejemplo, se enfoca tanto en el precio a veces exorbitante de los tratamientos, como en la detección y tratamiento de los cánceres con la exploración de pruebas sanguíneas y de nuevas terapias.

"Cuando reciben su diagnóstico, la primera cosa en la que muchas personas piensan es '¿Cómo voy a pagar los cuidados? ¿Debo vender la casa? ¿Dejar de pagar las mensualidades del auto? ¿Podremos pagar los estudios de los niños?'", señaló el presidente.

La Casa Blanca recordó haber limitado a 2.000 dólares por año el monto que deben pagar de su bolsillo muchos estadounidenses, beneficiarios del programa Medicare, el sistema de seguro de salud al que tienen acceso en particular los mayores de 65 años.

Sin embargo, dijo, sucede que hasta ahora algunos pacientes deben desembolsar miles de dólares cada año para tratamientos contra el cáncer de próstata o de mama.

- Análisis de sangre -

La otra gran ambición del gobierno estadounidense tiene que ver con la detección y el desarrollo de nuevos tratamientos oncológicos.

Estados Unidos lanzó un test a gran escala -primero con 24.000 personas, con el objetivo de ampliarlo a 225.000- para identificar pruebas capaces de detectar uno o más cánceres solamente a partir de un análisis de sangre.

Biden también mencionó la posibilidad de desarrollar vacunas y terapias menos onerosas: "Imagínese, en lugar de una quimioterapia agotadora, un simple análisis de sangre o una pastilla comprada en la farmacia de la esquina en lugar de tratamientos invasivos y largas estadías en el hospital".

JFK cumplió su objetivo de la conquista lunar antes del final de la década: el 21 de julio de 1969 Neil Armstrong pisó la Luna. Estados Unidos también está llevando a cabo un programa de regreso a la Luna, Artemis.

La lucha contra el cáncer es un objetivo político pero también una lucha íntima para el presidente estadounidense, cuyo hijo mayor, Beau Biden, murió de cáncer cerebral en 2015, a los 46 años.

La relación de la iniciativa de Biden con el programa lunar de Kennedy también busca llamar la atención del público y zanjar el apoyo a los demócratas antes de las elecciones legislativas de noviembre, donde los republicanos pueden quedarse con el control del Congreso, algo que complicaría los siguientes dos años de la presidencia de Biden.

- Decreto -

Antes de viajar a Boston, Biden firmó un decreto destinado a reforzar los esfuerzos del sector biotecnológico de Estados Unidos para enfrentar a los crecientes rivales comerciales en China.

El decreto brinda apoyo federal para "áreas que definirán el liderazgo en biotecnología estadounidense y nuestra competitividad económica en las próximas décadas", dijo a periodistas un alto funcionario de la administración de Biden.

El responsable dijo que mientras la investigación biotecnológica estadounidense es líder en el mundo, las aplicaciones industriales están cada vez más en manos de otros países.

"A menos que traduzcamos la innovación biotecnológica en beneficios económicos y sociales para todos los estadounidenses, otros países, incluida China especialmente, están invirtiendo agresivamente en este sector", lo que supone un "riesgo", advirtió.

sms/mlm/cjc/gm/dl/ad