Biden insiste en impulsar una ley que prohíba la venta de armas de asalto en EE.UU.

En un encuentro informal con periodistas en Massachusetts, el presidente dijo que no hay explicación racional para que se sigan vendiendo rifles semiautomáticos en el país, por lo que seguirá luchando por una ley que los prohíba.