Biden homenajea a Madeleine Albright por romper barreras y reforzar la OTAN

·2  min de lectura

Washington, 27 abr (EFE).- El presidente estadounidense, Joe Biden, aseguró este miércoles que la OTAN no sería tan fuerte si no hubiera sido por la labor de la que fue la primera mujer secretaria de Estado de EE.UU., Madeleine Albright.

Biden lideró una serie de elegías sobre Albright, fallecida el pasado 23 de marzo debido a un cáncer a los 84 años, en un concurrido funeral en la catedral nacional de Washington para homenajear a la que fuera titular de Exteriores estadounidense entre 1997 y 2001.

"Con su bondad y elegancia, su humanidad y su intelecto, ella cambió el curso de la historia", aseguró el mandatario estadounidense.

Añadió que, cuando se enteró del fallecimiento de Albright, se encontraba volando hacia Bruselas para participar en una serie de cumbres sobre la invasión rusa a Ucrania.

"Recordé que Madeleine fue una parte importante de por qué la OTAN sigue siendo tan fuerte y estando tan motivada como lo está hoy", recalcó Biden.

Albright, que llegó a Estados Unidos como refugiada checa cuando era niña, abogó como secretaria de Estado por la expansión de la OTAN y defendió la necesidad de intervenir en las guerras de los Balcanes, al tiempo que apostó por reducir los arsenales de armas nucleares.

Además, la primera mujer jefa de la diplomacia estadounidense "se aseguró de que las mujeres supieran que tenían un lugar en todas y cada una de las mesas en las que se tomaran decisiones sobre seguridad nacional, sin excepciones".

La segunda mujer que llegó a ser secretaria de Estado en la historia de EE.UU., Hillary Clinton (2009-2013), también destacó esa parte de la carrera de Albright en su intervención en el funeral.

Recordó la famosa frase de Albright de que "hay un lugar especial en el infierno para las mujeres que no apoyan a otras mujeres", y añadió que los ángeles que la reciban en el cielo "no habrán visto nunca a nadie como ella".

Clinton afirmó entre risas que Albright abandonó una vez un acto oficial para bailar tango durante una visita a Buenos Aires, y que le enseñó la "Macarena", el famoso éxito de 1993 del dúo español Los del Río, al ministro de Exteriores de Botswana.

El expresidente Bill Clinton (1993-2001), que la eligió para el cargo y trabajó con ella, aseguró que Albright le "hacía reír" y que estaba profundamente comprometida con la diplomacia.

Recordó que en 1996, cuando unos pilotos cubanos derribaron dos avionetas de exiliados, la entonces embajadora de Estados Unidos ante la ONU se atrevió a espetarles: "Esto no son cojones (sic), es cobardía", usando la palabra en español.

Al funeral asistieron también, en primera fila, el expresidente Barack Obama (2009-2017) y su esposa Michelle, además de las tres hijas de Albright, Anne, Alice y Katherine, que recordaron en sendos discursos que su madre siempre les contestaba al teléfono, "pasara lo que pasara en el mundo".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.