Biden estudia una respuesta a los ciberataques y dice tener un mensaje para Putin

·3  min de lectura

Washington, 7 jul (EFE).- El presidente de EE.UU., Joe Biden, se reunió este miércoles con su equipo de seguridad nacional para estudiar una respuesta a los ciberataques como el de este fin de semana contra la firma estadounidense Kaseya, que afectó a más de 1.500 empresas en todo el mundo.

Aunque la inteligencia estadounidense no ha hecho pública por ahora ninguna conclusión sobre la responsabilidad del ciberataque, Biden respondió de foma críptica a la pregunta de un periodista de si tiene algún mensaje para el presidente ruso, Vladímir Putin.

"Se lo entregaré (el mensaje) a él", dijo Biden en referencia a Putin después de la reunión en la Casa Blanca.

El mandatario no dio detalles sobre a qué se refería ni hizo más declaraciones sobre el encuentro que acababa de mantener, al que asistieron responsables de los departamentos de Estado, Justicia y Seguridad Nacional, además de la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, aseguró después que la reunión sirvió para "poner al día" a Biden sobre "los esfuerzos de todo el Gobierno para hacer frente a los ataques de 'ransomware'", un programa que secuestra los datos del usuario a cambio de un pago para liberarlos.

"Lo pusieron al día de su trabajo, el refuerzo de nuestra capacidad de búsqueda (de ciberataques), nuestra resiliencia y capacidad de informar sobre ellos, de hacer frente a los sistemas de pago y de combatir el 'ransomware'", dijo Psaki durante una rueda de prensa a bordo del avión presidencial Air Force One rumbo a Illinois.

De la reunión no salió ninguna medida inmediata que la Casa Blanca haya decidido hacer pública, pero sí se habló "del hecho de que el presidente se reserva el derecho a responder contra cualquier red de 'ransomware' y contra quienes las albergan", afirmó la portavoz.

El último ciberataque se produjo este sábado a través de Kaseya, una empresa de software con sede en Miami (Florida), que brinda servicios a más de 40.000 organizaciones en todo el mundo, aunque Biden aseguró este martes que los daños a compañías estadounidenses han sido "mínimos".

El grupo REvil, de origen ruso y a quien los expertos apuntan como responsable, ha solicitado una recompensa de 70 millones de dólares para permitir que las corporaciones afectadas puedan retomar las operaciones.

Psaki afirmó este martes que REvil "opera desde Rusia con filiales en todo el mundo", y subrayó que EE.UU. ha sido "claro" en sus conversaciones con el Gobierno ruso, al que acusa de no responder de forma contundente a los ciberataques contra sus compañías.

"Si el Gobierno ruso no puede o no quiere tomar medidas contra los actores criminales que residen en Rusia, nosotros lo haremos, o al menos nos reservamos el derecho de tomar medidas por nuestra cuenta", advirtió la portavoz.

El ciberataque de Kaseya se produce después de los sufridos en los últimos meses en EE.UU. como el de Colonial, la mayor red de oleoductos de Estados Unidos, y JBS, el procesador de carne más grande del mundo, que fueron víctimas de operaciones similares por piratas informáticos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.