Biden dice que no enviará otra generación de soldados estadounidenses a Afganistán

·3  min de lectura

Estados Unidos retirará todas sus fuerzas de combate de Afganistán a finales de agosto y no enviará más tropas al país para combatir, según el presidente Joe Biden.

Biden prometió durante un discurso nacional el jueves que EE.UU. apoyaría a los líderes afganos al entregar las riendas del control total del territorio de Afganistán al gobierno cuya formación supervisó EE.UU., al tiempo que añadió que no veía la posibilidad de lograr un mejor resultado manteniendo las tropas en la región.

“No enviaré otra generación de estadounidenses a la guerra en Afganistán sin ninguna expectativa razonable de lograr un resultado diferente”, dijo el presidente.

“Permítanme preguntar a los que quieren que nos quedemos: ¿Cuántos miles de hijas e hijos estadounidenses más están dispuestos a arriesgar? ¿Cuánto tiempo quieren que se queden?”, preguntó durante su discurso.

El discurso oficial del presidente se produce en un momento en el que las fuerzas talibanes han avanzado rápidamente en Afganistán durante las últimas semanas, mientras las fuerzas estadounidenses se han retirado de las posiciones que ocupaban desde hace tiempo en el país, incluida la base aérea de Bagram, donde, según se informa, Estados Unidos dejó a miles de prisioneros, entre ellos militantes talibanes y de Al Qaeda, y se retiró en mitad de la noche sin informar a sus homólogos afganos.

Aproximadamente el 90% de las fuerzas estadounidenses ya han abandonado el país, y se espera que el resto lo haga antes del 31 de agosto.

El presidente también abordó el plan de su administración para alojar a los ciudadanos afganos que sirvieron de traductores o intérpretes para las fuerzas estadounidenses. Tanto él como la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, confirmaron en sendos actos que esos afganos serán expulsados del país antes de finales de agosto, y Biden prometió que Estados Unidos sería un hogar para ellos si así lo deseaban.

“Hay un hogar para ustedes en Estados Unidos si así lo desean”, declaró Biden el jueves, dirigiéndose a los afganos.

Leer más: “Es una pregunta tonta”: Biden responde a periodista que le preguntó si confiaba en los talibanes

Se espera que el programa proporcione refugio a miles de afganos que temen las represalias de los talibanes tras la retirada de Estados Unidos.

Pero los talibanes, añadió Biden, carecen de la capacidad de arrollar al gobierno de Afganistán y no suponen una amenaza significativa de tomar el poder. Rechazó las comparaciones con la guerra de Vietnam, que terminó con un Estados Unidos derrotado que lanzó una precipitada evacuación del personal estadounidense y de los aliados survietnamitas ante una invasión norvietnamita.

“Los talibanes no son el ejército norvietnamita. No son ni remotamente comparables en términos de capacidad”, afirmó Biden. “No va a haber ninguna circunstancia en la que se vaya a ver a gente siendo levantada del techo de una embajada en Estados Unidos desde Afganistán”.

Biden dijo inicialmente que Estados Unidos se retiraría de Afganistán antes del 11 de septiembre, fecha en la que se cumpliría el 20º aniversario de los atentados terroristas del 11-S. El plazo era varios meses después de un objetivo previamente establecido por la administración Trump para una retirada completa.

Afganistán se ha convertido en la guerra más larga de EE.UU., costando al país más de 2 billones de dólares en gastos militares y causando la muerte de más de dos mil 400 miembros del servicio estadounidense y decenas de miles de ciudadanos afganos.

Relacionados

China evacúa a sus ciudadanos de Afganistán

Estados Unidos está en la mira por retirarse de Afganistán en plena noche

Fotos muestran el saqueo de la base aérea de Bagram horas después de la retirada de Estados Unidos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.