Biden disfruta el ambiente de la playa de Bali en la cumbre del G20

Puede que sea la playa o el ambiente de los hoteles lujosos. También influye la amplia sonrisa que exhibió el presidente chino Xi Jinping durante la reunión bilateral, pero hay una cosa clara: el presidente estadounidense Joe Biden disfruta de su viaje a Bali para la cumbre del G20.

"Creo que no voy a volver a casa", dijo Biden bromeando durante su encuentro con su homólogo de Indonesia, Joko Widodo, en referencia a la playa paradisíaca ubicada delante del hotel.

Más tarde, en una conferencia de prensa en un jardín tropical, las primeras palabras del presidente estadounidense para los periodistas fueron "Bienvenidos a Bali".

Con una sonrisa, el presidente parecía marcar distancias entre el calor húmedo de Bali, la impresionante decoración de lujo y los paisajes y el rígido ambiente de la Casa Blanca.

Durante la conferencia, los periodistas de televisión se secaban el sudor con toallas y un coro de grillos impedía escuchar el agua de las cascadas del jardín.

- Aura relajada -

El veterano político demócrata desprendía un aura de relajación.

Tan solo una semana antes, Biden se preparaba para un viaje eclipsado por la posibilidad de una humillante derrota en las elecciones de mitad de mandato.

En cambio, el mandatario puede alegrarse de que su partido retuviera el control del Senado y que los republicanos registraran un avance menor a lo previsto en la Cámara de Representantes.

Biden mantuvo la misma confianza y semblante relajado en su encuentro con Xi al margen de la cumbre del G20.

Sonriendo, Biden se acercó al líder chino y le estrechó la mano. Más que rivales parecían dos viejos amigos que se encuentran en un hotel tropical.

Sin embargo, en el seno del G20, Biden todavía tiene trabajo por delante para que los países no occidentales aumenten la presión contra Rusia por la cuestión de Ucrania.

En el frente interno, Biden tendrá que afrontar a su regreso a Estados Unidos la realidad de tener una Cámara de Representantes con una ligera mayoría republicana.

Quizás no sea coincidencia que Donald Trump haya programado para este martes en Florida un evento en el que podría anunciar su candidatura a la presidencia en 2024. Justo en ese momento, que ya será el miércoles en Bali, Biden estará a bordo del Air Force One para volver a Washington.

Pero por unos días, Biden puede disfrutar de sus victorias y de la playa.

"Supongo que todos ustedes van a ir a nadar al salir de aquí", dijo a bromeando a los periodistas que viajaron. "No está lejos".

sms/arb/roc/mlb/lch/an/jvb