Biden quiere discutir con Xi "líneas rojas" de EEUU y China

El presidente estadounidense, Joe Biden, dijo el miércoles que espera conversar con su homólogo chino, Xi Jinping, sobre las "líneas rojas" de ambas potencias cuando se reúnan la próxima semana en una cumbre en Bali.

"Lo que quiero hacer con él cuando conversemos es exponer qué tipo (...) cuáles son las líneas rojas de cada uno", indicó Biden en una conferencia de prensa después de las elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos.

Un día antes de volar a Asia, Biden confirmó indirectamente sus planes de reunirse con Xi al margen de la cumbre del Grupo de las 20 economías más avanzadas (G20), que se llevará a cabo el 15 y 16 de noviembre en Bali, Indonesia.

Se trata de su primer encuentro desde que se convirtieron en presidentes de las dos mayores economías del mundo.

Biden dijo que quería saber "lo que él cree que son los intereses nacionales claves de China, lo que yo sé que son los intereses claves de Estados Unidos, y determinar si entran o no en conflicto".

Si hay conflictos, Biden dijo que esperaba trabajar juntos en "cómo solucionarlo".

Biden y Xi han hablado virtualmente como presidentes, pero no se han reunido en persona, pues el líder chino ha pospuesto hasta hace poco los viajes internacionales debido a la pandemia de covid-19.

Xi se dirige a Bali tras conseguir un histórico tercer mandato de su Partido Comunista, mientras que Biden vuela tras un buen desempeño de su Partido Demócrata en las elecciones de mitad de mandato.

La tensión ha aumentado considerablemente en torno a Taiwán, con la administración Biden advirtiendo que China ha intensificado su calendario para apoderarse de la isla autónoma que reclama como parte de su territorio.

En tres ocasiones, el mandatario estadounidense ha indicado que está dispuesto a comprometer al ejército estadounidense en la defensa de Taiwán, una ruptura con la política de larga data que la Casa Blanca rechazó en cada ocasión.

Este miércoles, Biden insistió en que no ha cambiado la histórica postura estadounidense de ambigüedad estratégica sobre si Washington usaría la fuerza en caso de una invasión china.

sct/dw/atm/yow