El viaje de Biden a Europa genera poco interés entre los estadounidenses

·3  min de lectura

Los Ángeles, 9 jun (EFE).- El viaje a Europa del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha generado poco interés entre los estadounidenses a pesar de que es el primer desplazamiento al exterior del mandatario desde su llegada a la Casa Blanca y que su objetivo es acercar posiciones con el Viejo Continente.

Durante este viaje, Biden, que aterrizará este miércoles en Cornualles (Reino Unido), quiere demostrar el "renovado compromiso" de EE.UU. con sus aliados al otro lado del Atlántico y recalcar "la capacidad de las democracias" de encarar los "desafíos" de esta "nueva era", entre los que, según el presidente, se encuentran China y Rusia.

Esta será la demostración de Biden de que su intención es que la política exterior estadounidense hacia Europa y otros aliados dé un giro de 180 grados respecto a su predecesor, Donald Trump, (2017-2021).

CREAR NEXO ENTRE LO DOMÉSTICO Y LO EXTERIOR

Pese a la aparente relevancia de este primer viaje, la población estadounidense tiende a no ver la conexión entre la política interior y exterior de su Gobierno, lo que provoca que preste "poca atención" a este tipo de desplazamientos oficiales, según cuenta a Efe el profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad del Sur de California (USC, en sus siglas en inglés), Steven Lamy.

Para el experto en política internacional, esta es una de las razones por las que la Administración de Biden ha lanzado una campaña de diplomacia llamada "la política exterior comienza en casa", con el objetivo de enfatizar cómo este viaje cubrirá "temas domésticos" como el comercio, la pandemia de la covid-19, la defensa de los principios y prácticas democráticas de EE.UU. y el cambio climático.

"También está promoviendo la idea de restaurar el liderazgo de Estados Unidos y asegurar a nuestros socios en Europa que somos un aliado confiable y que apoyamos a la OTAN, la Unión Europea y otras instituciones regionales y globales", agrega Lamy.

DESINTERÉS HACIA LOS ASUNTOS EXTERIORES

En una de las últimas encuestas del centro de investigación Gallup, aproximadamente el 20 % de los encuestados dijeron que los asuntos exteriores estaban entre los cinco temas más importantes que un presidente debe tener en cuenta desde el Despacho Oval.

"Esta tendencia es preocupante, especialmente porque se ha hecho cada vez más evidente en los últimos años que la política exterior es el ámbito en el que los presidentes tienen el poder más unilateral", reflejó en un artículo a este respecto la revista oficial de la Universidad de Columbia.

Una estadounidense que vota demócrata y reside en Boston (Massachusetts), que prefirió mantenerse en el anonimato, dijo en declaraciones a Efe que ella "ni sabía" que Biden iba a ir a Europa hasta que fue preguntada por la agencia de noticias.

"Ni lo sabía, ni me importa. Estos viajes son un gasto público muy grande que podrían destinarse a otros temas, como la sanidad pública o la educación. Este tipo de desplazamiento son una muestra de poder anticuada e innecesaria", justifica la mujer de 38 años, que trabaja en una consultoría de mercadotecnia.

Una republicana que vive en el estado de Maryland, Lexi Longwell, se pregunta en declaraciones a Efe: "¿Por qué debería de importarme? Todo esto es un 'show' de cara a la galería".

EL APOYO INTERNACIONAL NO IMPORTA

Para Lamy, el profesor de la USC, el quid de la cuestión se encuentra en que el apoyo internacional "no interesa" al electorado de EE.UU., una teoría que, para él, fue demostrada a lo largo de la Presidencia de Trump, que "fracasó en todas sus aventuras internacionales y nunca perdió ningún apoyo por eso".

En su opinión, las fotografías y noticias que mostraban multitudes de personas en países extranjeros que apoyaban a un presidente de Estados Unidos generalmente se traducían en apoyo en casa décadas atrás.

No obstante, Lamy considera que en "la actual sociedad polarizada, el apoyo internacional a un presidente de Estados Unidos apenas mueve las encuestas".

(c) Agencia EFE