Biden defiende su manejo sobre salida de Afganistán: “Era el momento de poner fin a esta guerra”

·4  min de lectura

El presidente Joe Biden ofreció su más firme defensa hasta ahora de la gestión de su administración en la retirada de Afganistán, a pesar de ser objeto de críticas internacionales, 24 horas después de que los últimos aviones estadounidenses abandonaran el país.

En un discurso nacional desde la Casa Blanca el martes, que marca el final de la ocupación estadounidense de Afganistán, Biden explicó que no estaba dispuesto a dejar que una “guerra para siempre” se convirtiera en una “salida para siempre”. Argumentó que EE.UU. consiguió sacar a la mayoría de los estadounidenses del país antes de que partieran los últimos vuelos.

“No iba a prolongar esta guerra para siempre, y no iba a prolongar una salida para siempre”, declaró el presidente.

“El resultado final es que el 90% de los estadounidenses que estaban en Afganistán y que querían marcharse pudieron hacerlo”, continuó Biden, añadiendo sobre los que seguían allí: “Seguimos comprometidos a sacarlos si quieren salir”.

Fue la respuesta más directa de Biden a las críticas de algunos miembros de su propio partido, así como de muchos medios de comunicación y del Partido Republicano, sobre la gestión de las evacuaciones; los devotos de la derecha del expresidente Donald Trump han pedido la dimisión o la destitución de Biden, mientras que otros han cuestionado por qué las evacuaciones no comenzaron antes, antes de que Kabul cayera en manos de los talibanes.

Biden y sus aliados han intentado combatir esas críticas durante semanas explicando que Estados Unidos no comenzó las evacuaciones mientras el anterior gobierno afgano seguía en el poder por el deseo de no debilitar aún más la confianza en el régimen ahora derrocado. Los altos funcionarios también han sostenido que parte del caos que estalló en Kabul era inevitable, una afirmación de la que se hizo eco el presidente el martes.

“La salida antes del 31 de agosto no era un plazo arbitrario. Fue diseñado para salvar vidas estadounidenses”, argumentó. “No hay ninguna evacuación del final de una guerra que se pueda llevar a cabo sin el tipo de complejidades, desafíos y amenazas a las que nos enfrentamos. Ninguna”.

El presidente reveló en su discurso que un par de centenares de estadounidenses permanecen en el país, muchos de los cuales la administración ha insistido en que tienen doble nacionalidad y no habían estado en contacto con funcionarios estadounidenses para su extracción. Más de 100 estadounidenses que sí quieren salir siguen en Afganistán, según Biden, que prometió el martes que Estados Unidos trabajaría para sacarlos.

Leer más: EE.UU. recibió “garantías” de los talibanes de que extranjeros podrán seguir saliendo tras retirada

“Seguimos comprometidos a sacarlos si quieren salir”, añadió.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, fue preguntada por los periodistas en la sesión informativa del martes sobre si el gobierno de Biden estaba “culpando” a esos estadounidenses por no haberse presentado antes en el aeropuerto, una acusación que Psaki negó al tiempo que afirmaba que el compromiso de Estados Unidos de ayudar a esos estadounidenses se mantenía.

“Vamos a sacar a todos los ciudadanos estadounidenses. Eso no ha cambiado”, reiteró.

A pesar de las promesas de Biden el martes de seguir ayudando a los estadounidenses y a los afganos vulnerables en Kabul, la avalancha de críticas no dio señales de disminuir en ninguna dirección.

En un comunicado emitido poco después del discurso, el grupo internacional de derechos humanos Amnistía Internacional criticó a Biden por adherirse a un plazo “arbitrario” para abandonar el país mientras los ciudadanos afganos vulnerables permanecían en él.

“Adhiriéndose a su plazo arbitrario, el presidente Biden no ha puesto en marcha un plan satisfactorio para la evacuación de todos los afganos que corren mayor riesgo. Su plan falla a los que están en mayor riesgo en Afganistán y abdica de las obligaciones del gobierno estadounidense con el pueblo afgano, obligaciones que se han hecho pesadas por el peso de una presencia militar de dos décadas. En este mismo momento, los periodistas, intérpretes y activistas de los derechos de la mujer que se han quedado en Afganistán llaman desesperadamente a sus contactos en el extranjero, pidiendo ayuda. Sus temores son reales”, dijo el director ejecutivo del grupo, Paul O’Brien.

Relacionados

Papa critica la guerra en Afganistán, cita a Putin por error

Pentágono tuitea una foto del último soldado estadounidense en salir de Afganistán tras 20 años de guerra

Afganistán: ¿Qué equipo estadounidense le ha quedado a los talibanes?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.