Biden analiza la posibilidad de declarar un boicot contra los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022

·3  min de lectura

En 1980, en un tenso momento de la Guerra Fría, Estados Unidos boicoteó los Juegos Olímpicos de Moscú y, cuatro años después, la Unión Soviética hizo lo mismo a los Olímpicos de Los Ángeles. Decenas de países se sumaron en cada caso y miles de atletas dejaron de participar en esas Olimpiadas.

El presidente estadounidense Joe Biden tuvo un encuentro vía videoconferencia con el presidente de China Xi Jinping el 15 de noviembre de 2021. (Reuters)
El presidente estadounidense Joe Biden tuvo un encuentro vía videoconferencia con el presidente de China Xi Jinping el 15 de noviembre de 2021. (Reuters)

Ahora, en 2021, la Casa Blanca estudia la posibilidad de que Estados Unidos realice un nuevo boicot, en este caso de los Juegos Olímpicos de Invierno que se realizarán en 2022 en la ciudad de Pekín, China. Fue el propio presidente Joe Biden quien, de acuerdo con Político, afirmó que su gobierno sopesa esa posibilidad. “Es alto que estamos considerando”, dijo Biden al respecto en el contexto de la cumbre trilateral que tuvo el pasado jueves con el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y el primer ministro canadiense Justin Trudeau.

La razón o motivación de tal decisión -que ciertamente podría añadir amargor a una relación entre Estados Unidos y una China, de poderío e influencia creciente, que ya es de suyo difícil- sería hacer énfasis en la situación de los derechos humanos en China, con graves abusos denunciados a escala internacional, en especial los que se han presentado en relación con la opresión de minorías religiosas en la provincia china de Xinjiang.

Allí, la opresión que las autoridades chinas imponen a las personas de etnia uigur, mayoritariamente musulmanas, ha sido incluso catalogada como genocidio, indicó Político.

Activistas han señalado, según reportó el IB Times, que al menos un millón de uigures, la mayoría musulmanes, han sido confinados a campos de detención donde estarían siendo obligados a trabajar forzadamente e incluso se estarían practicando esterilizaciones forzadas.

También se critica la ominosa situación existente en Tibet y Hong Kong.

Activistas se manifiestan en Roma para pedir un boicot contra los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022. (Reuters)
Activistas se manifiestan en Roma para pedir un boicot contra los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022. (Reuters)

En ese sentido, existe entre demócratas y republicanos en el Congreso una suerte de consenso para que Washington no envíe a ningún funcionario o diplomático a China en la delegación estadounidense de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2020, en un signo de rechazo al gobierno de Xi Jinping por la situación de los derechos humanos en China.

Todo se da en el contexto de las conversaciones que Biden y Xi mantuvieron recientemente, en una relación con fuertes claroscuros. Por ejemplo, hay creciente tensión, con un lenguaje muy áspero, con relación a Taiwan, isla que China considera una provincia rebelde y que cuenta con el apoyo de Estados Unidos y, al mismo tiempo, se han emitido señales de acuerdo para que China y Estados Unidos desplieguen acciones para mitigar el cambio climático.

En todo caso, no todos los líderes legislativos avalan una posible falta de representantes del gobierno estadounidense en los Juegos de Pekín 2022 (la primera dama Jill Biden encabezó la delegación estadounidense en los recientes juegos de verano en Tokio) y no es claro qué clase de boicot estaría considerando la Casa Blanca.

A woman carrying two dogs walks past the Beijing 2022 logo that is seen outside the headquarters of the Beijing Organising Committee for the 2022 Olympic and Paralympic Winter Games in Shougang Park, the site of a former steel mill, in Beijing, China, November 10, 2021. REUTERS/Thomas Peter
A woman carrying two dogs walks past the Beijing 2022 logo that is seen outside the headquarters of the Beijing Organising Committee for the 2022 Olympic and Paralympic Winter Games in Shougang Park, the site of a former steel mill, in Beijing, China, November 10, 2021. REUTERS/Thomas Peter

China ha rechazado las acusaciones de genocidio y un vocero de la cancillería china dijo hace unos días que “politizar el deporte es contrario al espíritu olímpico y daña el interés de atletas de todos los países”, reportó el IB Times.

Según se ha planteado en medios, Biden podría anunciar el citado boicot diplomático y no se prohibiría a los atletas estadounidenses el participar en Pekín 2022.

Una ausencia de funcionarios del gobierno estadounidense de Pekín 2022 sería un desplante notorio, pero se trataría de algo sustancialmente menor a la ausencia de los deportistas (que fue lo que sucedió en los boicots de 1980 y 1984).

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.