Biden condena el fallo del Tribunal Supremo sobre la ley de portación oculta de Nueva York

·3  min de lectura

El presidente Joe Biden se mostró “profundamente decepcionado” por la sentencia del Tribunal Supremo de EE.UU. que anula una ley de Nueva York que exigía a los propietarios de armas demostrar una necesidad de autodefensa para llevar un arma oculta fuera de su casa.

El fallo del alto tribunal, de 23 de junio, sostiene que la centenaria ley supone una violación inconstitucional de los derechos de la Segunda Enmienda. El presidente dijo que el nuevo fallo socava la “autoridad largamente establecida del Estado para proteger a sus ciudadanos”.

“Este fallo contradice tanto el sentido común como la Constitución, y debería preocuparnos profundamente a todos”, expresó.

El presidente señaló las recientes masacres con armas de fuego en Búfalo (Nueva York) y Uvalde (Texas), así como “los actos cotidianos de violencia con armas de fuego que no aparecen en los titulares nacionales” en su llamado a “hacer más como sociedad -no menos- para proteger a nuestros conciudadanos estadounidenses.” También instó a los estados a elaborar y defender “leyes de sentido común” para combatir la proliferación de armas de fuego.

“Pido a los estadounidenses de todo el país que hagan oír su voz sobre la seguridad de las armas. Hay vidas en juego”, señaló.

El gobierno de Biden ha apoyado un proyecto de ley bipartidista de reforma de las armas que, entre otras medidas, financiaría programas de seguridad escolar y salud mental y cerraría una laguna legal de hace años sobre los “novios”, añadiendo a las parejas sentimentales condenadas por delitos de violencia doméstica a una lista de delincuentes que no pueden poseer armas de fuego.

La aprobación en el Congreso de la Ley Bipartidista de Comunidades más Seguras “supondrá una acción significativa para salvar vidas”, según un comunicado de la Oficina de Gestión y Presupuesto de la Casa Blanca.

La legislación “haría un progreso significativo para combatir la violencia con armas de fuego”, declaró la oficina. “A medida que las comunidades continúan experimentando la violencia con armas de fuego todos los días, la Administración pide la rápida aprobación de esta legislación que salva vidas”.

En el caso de la New York State Rifle & Pistol Association Inc vs. Bruen, se pidió al Tribunal Supremo que considerara si la Segunda Enmienda permite al gobierno prohibir a los propietarios de armas de fuego que las lleven fuera de sus casas para su defensa personal, un desafío que podría poner en marcha los precedentes sobre las restricciones a la portación oculta y las normas sobre cómo y dónde los estadounidenses pueden llevar armas en EE.UU.

La mayoría conservadora del tribunal falló el 23 de junio por 6 a 3 a favor de la organización en una opinión redactada por el juez Clarence Thomas.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, subrayó en un comunicado que es “indignante que, en un momento de ajuste de cuentas nacional sobre la violencia con armas de fuego, el Tribunal Supremo haya anulado imprudentemente una ley de Nueva York que limita quienes pueden llevar armas ocultas”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.