Biden dice que comunidad de inteligencia está dividida sobre orígenes del COVID-19

·2  min de lectura
Foto de archivo ilustrativa de agentes de seguridad en la puerta del Instituto de Virología de Wuhan

WASHINGTON (Reuters) - El presidente Joe Biden dijo el miércoles que la comunidad de inteligencia de Estados Unidos está dividida sobre el origen en China del coronavirus que causa el COVID-19, incluyendo si provenía del contacto humano con un animal infectado o de un accidente de laboratorio.

Biden aseguró que ha pedido una mayor investigación sobre los orígenes de la pandemia y que la inteligencia estadounidense está analizando dos escenarios diferentes, que no tienen mucha confianza en sus conclusiones actuales y que están divididos sobre cuál es más probable.

"Le he pedido ahora a la Comunidad de Inteligencia que redoble sus esfuerzos para recopilar y analizar información que pueda acercarnos a una conclusión definitiva, y que me informe en 90 días", dijo Biden. "Como parte de ese reporte, he solicitado áreas de investigación adicional que puedan ser necesarias, incluidas preguntas específicas para China".

Las agencias de Estados Unidos han estado investigando agresivamente los orígenes del COVID-19 desde que el gobierno reconoció por primera vez al virus como un riesgo grave para la salud a inicios de 2020.

Esta semana, fuentes de Washington familiarizadas con los informes y análisis de inteligencia dijeron que un reporte de aún clasificado del país, que circuló durante el gobierno del expresidente Donald Trump, aseguraba que tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan de China estuvieron tan enfermos en noviembre de 2019 que buscaron atención hospitalaria.

Se desconoce la fuente de esta información inicial o de cuán confiable la calificaron las agencias estadounidenses. No está claro si los investigadores afectados fueron hospitalizados o cuáles fueron sus síntomas, dijo una de las fuentes. El virus apareció por primera vez en Wuhan y luego se extendió por todo el mundo.

Las comisiones de inteligencia del Senado y la Cámara de Representantes investigan cómo las agencias del país reportaron y recopilaron información sobre el origen del COVID-19, la forma en que se propagó y la manera en que respondieron los gobiernos.

Un informe emitido este mes por los republicanos de la Comisión de Inteligencia de la Cámara baja se centró particularmente en el Instituto de Virología de Wuhan.

El reporte afirmó que había "evidencia circunstancial significativa que genera serias preocupaciones de que el brote de COVID-19 pudiera haber sido una filtración" desde el instituto, y sugirió que el laboratorio de Wuhan estaba involucrado en la investigación de armas biológicas y que Pekín había intentado "encubrir" los orígenes del virus.

Sin embargo, el origen del virus sigue siendo muy discutido entre los expertos.

(Reporte de Trevor Hunnicutt, Mark Hosenball y Timothy Ahmann, Editado en Español por Manuel Farías)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.