Biden cambia de estrategia con los venezolanos que viven en EE.UU.

·4  min de lectura
El canciller venezolano Jorge Arreaza criticó el voto argentino en la ONU
Facebook

CARACAS.- Luego de que el gobierno de Estados Unidos anunciara que concederá el amparo migratorio del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) a unos 320.000 venezolanos que se encuentran en el país, el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, exigió el levantamiento total de las sanciones económicas.

Reaccionando de manera casi inmediata, el canciller venezolano dirigió un mensaje a Anthony Blinken, secretario de Estado norteamericano, a través de su cuenta de Twitter, donde exigió que anule las sanciones económicas que pesan sobre Venezuela y miembros del gobierno chavista.

La fila interminable de “nuevos pobres” por coronavirus en Milán

“Por mera coherencia, lo procedente es que, tal como ha demandado la ONU, su administración levante de inmediato las crueles sanciones que le han generado todo tipo de dificultades y dolor al pueblo y graves restricciones e impactos a la economía de Venezuela”, dijo Arreaza en un mensaje publicado ayer en su cuenta en Twitter.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La exigencia de Arreaza se conoció luego de que el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, concediera a Venezuela el programa de protección TPS.

“La designación se debe a condiciones extraordinarias y temporales existentes en Venezuela que evitan que los nacionales regresen a su país de manera segura, entre estas, una crisis humanitaria compleja, marcada por el hambre y la desnutrición generalizadas, una creciente influencia y presencia de grupos armados no estatales, represión y una infraestructura en mal estado”, reza el comunicado emitido por la Casa Blanca

El TPS es un programa migratorio creado en 1990 con el que EE.UU. concede permisos de forma extraordinaria a inmigrantes de naciones afectadas por conflictos bélicos, desastres naturales, epidemias u otras condiciones que no hagan seguro el retorno de los nacionales a sus países de origen.

Para Leopoldo Martínez Nucete, exdiputado venezolano e integrante del Comité Nacional Demócrata, el anuncio del TPS “es un gran e inmenso alivio humanitario. Es un reconocimiento por parte de la administración a la gravedad de la situación que vive Venezuela; y algo muy importante, es una promesa, un compromiso que hizo Biden en la campaña de 2020″, señaló el político ayer en una entrevista para el canal de noticias CNN.

Martínez Nucete destacó que el Comité Nacional Demócrata viene trabajando desde 2016 en este proyecto, que ha contado con el apoyo de los legisladores demócratas: el senador Robert Menendez, el congresista Darren Soto, y las congresistas -en su momento- Debbie Mucarsel-Powell y Donna Shalala.

Los representantes de la oposición venezolana, Leopoldo López, Juan Guidó y Julio Borges, también celebraron y agradecieron la aprobación del programa migratorio que resguardará a más de 320.000 venezolanos que residen actualmente en Estados Unidos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El TPS, el tratado histórico que ampara la inmigración en EE.UU.

Ciudadanos del El Salvador, Nicaragua, Haití y Sudán, se han visto beneficiados por este programa en años anteriores. Durante su administración, el expresidente Donald Trump pidió la suspensión de este programa migratorio, demanda que fue bloqueada por el juez federal Edward Chen, impidiendo así que alrededor de 300.000 personas fueran deportadas a sus países de origen.

La medida anunciada entrará en vigor oficialmente hoy, una vez que se publique en el Federal Register, el boletín oficial del gobierno estadounidense. A partir de su proclama, los venezolanos (y personas sin nacionalidad cuya última residencia habitual fue Venezuela) que hayan ingresado al país hasta el 8 de marzo de este año, tendrán 180 días para acogerse a este programa.

Venezuela lanza billetes de un millón de bolívares, que equivale a menos de un dólar

El Estatus de Protección no colide con los pedidos de asilo que presentan los venezolanos al llegar a Estados Unidos, así como tampoco interfiere con la expedición de los permisos de trabajo ni de las solicitudes de salida del país. La medida tendrá una duración de 18 meses, hasta septiembre de 2022.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.