Biden asegura que “el mundo es mejor” gracias a la reina Isabel II

·2  min de lectura

Este domingo, el presidente Joe Biden y la primera dama Jill Biden rindieron homenaje ante el ataúd de la reina Isabel II en Westminster Hall, como parte de su viaje para presentar sus respetos a la difunta monarca.

Biden llegó a Londres hace unos días para rendir homenaje a la reina como parte de una serie de eventos. Poco después, Biden firmó el libro de condolencias por la difunta monarca, quien murió el jueves pasado. Luego asistirían a una recepción en el palacio de Buckingham.

“Ella era la misma en persona que su imagen. Decente, honorable y dedicada a servir. Nuestros corazones están con la familia real, el rey Carlos y toda la familia. Es una pérdida que deja un hueco gigante y a veces uno piensa que nunca lo va a superar”, comentó el presidente de EE.UU.

También señaló que le había comentado al rey Charles que ella estará con él “en cada paso del camino, en cada momento”.

“Y esa es una noción tranquilizadora. Así que a todo el pueblo de Inglaterra, a todo el pueblo del Reino Unido, nuestros corazones están con ustedes. Fueron afortunados de haberla tenido durante 70 años. Todos lo fuimos. El mundo es mejor por ella”.

Cuando se le preguntó por qué había comparado previamente a la reina con su propia madre, Biden dijo: “Simplemente por la forma en que te tocaba cuando se inclinaba. Tenía esa mirada que parecía preguntar ‘¿estás bien, puedo hacer algo por ti, cualquier cosa que necesites?’. Pero también, ‘asegúrate de hacer lo que se supone que debes hacer’”.

El lunes, el presidente y su esposa asistirán al funeral de estado antes de volver a la Casa Blanca.

Biden, quien se desempeñó como Senador de los Estados Unidos durante 36 años, se reunió por primera vez con la reina Isabel II en 1982 como parte de una delegación del Senado.

“Y nos sentimos honrados de que nos brindara su hospitalidad en junio de 2021 durante nuestro primer viaje al extranjero como presidente y primera dama, donde nos cautivó con su ingenio, nos conmovió con su amabilidad y generosamente compartió con nosotros su sabiduría”, recordó en su declaración sobre su muerte.

El presidente Biden firma un libro de condolencias para la reina Isabel en Lancaster House, en Londres, mientras la primera dama (izq.) y la embajadora de EE.UU. para el Reino Unido, Jane Hartley, observan (AP)
El presidente Biden firma un libro de condolencias para la reina Isabel en Lancaster House, en Londres, mientras la primera dama (izq.) y la embajadora de EE.UU. para el Reino Unido, Jane Hartley, observan (AP)

“La reina Isabel II fue una estadista de una dignidad y constancia inigualables que profundizó la alianza fundamental entre el Reino Unido y los Estados Unidos”, declaró en ese momento. “Ella ayudó a que nuestra relación fuera especial”.

En una conmemoración del aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre, Biden citó los comentarios de la reina poco después de los ataques: “El dolor es el precio que se paga por el amor”.

Biden aterrizó en Londres a las 10 de la noche del sábado. También tenía programada su primera reunión con la primera ministra Liz Truss, pero los planes se cancelaron el sábado.

Una reunión bilateral completa se llevará a cabo el miércoles, cuando se encuentren en la Asamblea General de las Naciones Unidas.