Biden apoya la “histórica” Ley de Reducción de la Inflación luego de que Manchin y Schumer revelaran acuerdo

·4  min de lectura

El Presidente Joe Biden elogió el jueves la Ley de Reducción de la Inflación, el paquete de reconciliación de US$433.000 millones negociado por el senador de Virginia Occidental Joe Manchin y el líder de la mayoría del Senado Chuck Schumer, y aseguró que es un “acuerdo histórico para luchar contra la inflación y reducir los costos para las familias estadounidenses”, además de que ofreció su pleno apoyo al proyecto de ley.

Desde el Comedor de Estado de la Casa Blanca, Biden dijo que la legislación propuesta reducirá los costos de la atención médica para “millones de estadounidenses” y supondrá la “inversión más importante” que jamás haya hecho EE.UU. en “seguridad energética”, además de “comenzar a restaurar la equidad” en el código fiscal estadounidense.

“Es algo muy importante”, dijo.

El acuerdo entre Manchin y Schumer ocurrió horas después de que el Senado aprobara una nueva ley para reforzar la fabricación de semiconductores en Estados Unidos. Los republicanos del Senado habían prometido bloquear la consideración del proyecto de ley de semiconductores si la mayoría demócrata avanzaba en un paquete de gastos diferente que fue presentado por un grupo de senadores, pero 14 senadores del Partido Republicano se unieron a los 50 demócratas para aprobar el proyecto después de que Manchin declarara públicamente su oposición a la medida.

Pero el rechazo del senador de Virginia Occidental a esa legislación anterior, que según él se debía a sus disposiciones sobre el clima, parecía ser un amago destinado a conseguir que los republicanos aprobaran el proyecto de ley sobre los semiconductores. Manchin anunció a última hora del miércoles que él y Schumer habían llegado a un acuerdo sobre el contenido de la Ley de Reducción de la Inflación, adaptada a las normas de “reconciliación” del Senado que le permitirán ser aprobada con solo 51 votos: los 50 demócratas más la vicepresidenta Kamala Harris.

Manchin ya había frustrado otros intentos de aprobar en la cámara alta la ley emblemática de Biden, antes conocida como Build Back Better, alegando la necesidad de combatir la inflación. Pero en su anuncio del miércoles, el demócrata de Virginia Occidental dijo que cree que su propuesta no solo combate el aumento de los precios, sino que “aborda la crisis energética y climática de nuestra nación adoptando soluciones de sentido común a través de inversiones estratégicas e históricas que nos permiten descarbonizar al tiempo que garantizan que la energía estadounidense sea asequible, fiable, limpia y segura”.

El presidente señaló que los expertos que han criticado su programa interno por alimentar la inflación en el pasado han dicho que la propuesta de Manchin “reducirá las presiones inflacionarias”.

“Es un proyecto de ley que recortará el costo de la vida y reducirá la inflación, reducirá el déficit, [y] fortalecerá nuestra economía también a largo plazo”, dijo.

Biden también se refirió a las disposiciones fiscales y del cuidado de la salud del proyecto de ley del Senado, que derogará una ley de 2004 que prohíbe a Medicare negociar los precios con los fabricantes de medicamentos con receta y ampliará los subsidios que ayudan a los estadounidenses a adquirir un seguro médico en los intercambios creados en virtud de la Ley de Asistencia Asequible, la emblemática ley de cuidado de la salud de 2010 que Biden calificó como un “importantísima”.

El presidente elogió los programas climáticos incluidos en el proyecto de ley de Manchin, que destinará US$369.000 millones para “asegurar la energía en nuestro futuro y hacer frente a la crisis climática”.

“Permítanme ser claro, este proyecto de ley sería la legislación más importante de la historia para hacer frente a la crisis climática y mejorar nuestra seguridad energética de inmediato”, dijo. Añadió que “nos daría las herramientas para cumplir los objetivos climáticos que... hemos acordado, al reducir las emisiones y acelerar la energía limpia en un enorme paso adelante”.

Aunque reconoció que la legislación propuesta es mucho más pequeña que el ambicioso programa establecido en la extinta Ley Build Back Better, calificó el acuerdo entre Manchin y Schumer como un “acuerdo mutuo” que representa un progreso real.

“Mi mensaje al Congreso es el siguiente: Este es el proyecto de ley más sólido que pueden aprobar para bajar la inflación, recortar el déficit, reducir los costos del cuidado de la salud, abordar la crisis climática y promover la seguridad energética... al tiempo que se reducen las cargas que afrontan las familias de la clase trabajadora y de la clase media”, dijo. “Así que apruébenlo, apruébenlo por el pueblo estadounidense, apruébenlo por Estados Unidos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.