Biby Gaytán regresa a la actuación... y a la política

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 16 (EL UNIVERSAL).- En la lista de registros procedentes como precandidatos del Partido Acción Nacional (PAN) resalta el nombre de Silvia Gaytán Barragán, conocida en el medio artístico como Biby Gaytán. La actriz de 49 años de edad que retomó su carrera a finales del 2019 con el musical "Chicago" parece estar dispuesta a hacer presencia más allá del teatro.

Fue en 2018 la última vez que participó en una miniserie llamada "Herederas", donde interpretaba el papel de Emma. Antes de eso su carrera ya había sido intermitente desde 2011 cuando luego de ser conductora en "La Academia" se tomó un descanso y retomó hasta 2013 como jurado en el programa "México baila".

A los 17 años comenzó en el grupo Timbiriche y posteriormente destacó en telenovelas como "Alcanzar una estrella II" y "Baila conmigo", donde también compartió con su ahora esposo Eduardo Capetillo, a quien conoció en la agrupación que hizo éxitos como "Con todos menos contigo", "Besos de Ceniza", entre otras, y con quien actualmente vive en un enorme rancho en el Estado de México.

Persisten en la lucha

La familia Capetillo Gaytán, conformada por la pareja y sus cinco hijos, Eduardo, Ana Paula, Alejandra, Manuel y Daniel ya había sido relacionada con la política en el pasado, pues el actor Eduardo Capetillo se lanzó a la misma candidatura por la que ahora pelea Bibi, pero en 2018.

Hace tres años, el 21 de enero, Capetillo se registró en el comité municipal de Ocoyoacac, donde actualmente residen en el rancho que le heredó su abuelo. El actor fue respaldado en ese entonces por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y derrotado por el candidato de Morena. Ahora Bibi toma la batuta y espera ser alcaldesa.

En aquel entonces fue a través de Instagram donde Capetillo dio a conocer su incorporación a la política, ahora también Gaytán ha utilizado sus redes para mostrar su aprecio por el municipio que se encuentra enclavado en el Valle de Toluca y donde asegura han crecido como familia.

A pesar de sus esfuerzos en 2018, Eduardo fue duramente criticado no sólo por la comunidad, sino también por la misma coalición: un grupo de priístas protestaron en contra de su designación y exigieron que fuera destituido por considerar que no estaba preparado para el cargo ya que desconocía la problemática del municipio, que en 2018 estaba preocupado por la deforestación y daño a manantiales provocados por la construcción del Tren Interurbano México-Toluca.