Berni quedó en la cuerda floja, pero aseguran que no dejará el cargo hasta las elecciones

·3  min de lectura
El ministro Sergio Berni compartió hoy un acto junto al gobernador Axel Kicillof en la ciudad de Olavarría.
Prensa PBA

En medio de una ola de crímenes que volvieron a poner en tela de juicio su gestión al frente del Ministerio de Seguridad bonaerense, Sergio Berni quedó envuelto hoy en insistentes rumores sobre su salida del Gabinete de Axel Kicillof tras las elecciones del 14 de noviembre.

Los rumores, según pudo constatar LA NACION, fueron originados desde el propio entorno del funcionario. “Sergio se va después de las elecciones; él quiere ser presidente en 2023 y como no hay lugar en el Frente de Todos, se va de ahí” , deslizó una fuente cercana a Berni.

El ministro, que hoy compartió un acto con Kicillof en Olavarría (foto), confirmó que mantuvo una “fuerte discusión” con Máximo Kirchner, el jefe de La Cámpora, a quien le reprochó la estrategia que aplicó el FDT en las PASO, que derivaron en una dura derrota del oficialismo.

En medio de las tensiones con la Policía, Axel Kicillof anunció un aumento salarial para la Bonaerense

Sin embargo, cerca de Máximo Kirchner aseguraron que “nunca se peleó” con Berni , mientras que en la Gobernación afirmaron que Kicillof está “trabajando a pleno con él y su equipo” . El cruce de versiones provocó este jueves un fuerte ruido político dentro de la coalición gubernamental.

“La pelea con Máximo la hizo correr él, pero la verdad es que con Máximo y con Cristina (Kirchner) Berni no discute, sino que se alinea” , dijo un intendente del Conurbano que conoce bien el paño. Y que sospecha que se trata de una jugada para desviar la atención mediática.

De todos modos, las fuentes consultadas coincidieron en señalar que Berni mantiene una relación tirante con el jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde, y en La Plata es un secreto a voces que el licenciado intendente de Lomas de Zamora lo quiere afuera del Ministerio de Seguridad.

En ese sentido se mencionan como posibles sucesores de Berni a Mariano Cascallares, intendente de Almirante Brown, y a Alejandro Granados, de Ezeiza, quien ya ocupó ese cargo en tiempos de Daniel Scioli como gobernador.

Daniel Scioli entregó patrulleros a la Municipalidad de Vicente López, junto a Jorge Macri y Alejandro Granados
Fernanda Corbani


El intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, cuando fue ministro de Seguridad provincial. (Fernanda Corbani/)

El “sheriff” compartió hoy un acto con Kicillof en la inauguración de un tramo de la autopista Presidente Perón, pero no tendría intenciones de regresar a la “silla eléctrica” que supone el control de la Policía bonaerense. “Tiene 70 años, está más cerca del retiro” , dijo una fuente que lo conoce desde hace años.

Berni mantiene una relación distante con los alcaldes del Conurbano, que quieren manejar las policías locales y se quejan de que el ministro usa el territorio para beneficio propio. De hecho este viernes visitará un distrito de la Tercera Sección Electoral.

La posible salida de Berni se especula en el marco de cambios que podrían darse en el Gabinete de Kicillof tras las elecciones legislativas. “Hoy no lo analiza porque estamos concentrados en la campaña, pero veremos más adelante qué necesidades y demandas surgen. Hay proyectos que necesitan mejores estructuras para avanzar” , afirmaron cerca de Kicillof.

En la capital bonaerense, y también en la Casa Rosada donde opinan que “lo de Berni no tenía destino hace rato” , entienden que el ministro de Seguridad se anticipó a la definiciones que se están cocinando ahora mismo, para después de las elecciones, y filtró que se dispone a pegar un portazo.

Tras el escándalo, Aníbal Fernández busca retomar su agenda con un desembarco en Rosario y planes para el conurbano

En la misma línea inscriben la difusión de la pelea con Máximo Kirchner, que el propio Berni confirmó. “Discutimos, sí, claro, por supuesto. En el peronismo se discute, se discute fuerte, más cuando hay confianza de por medio, sería deshonesto decir que no he discutido muy fuerte con él” , dijo a modo de admisión.

“Tenemos una visión táctica totalmente distinta, si bien estratégicamente tenemos el mismo pensamiento de modelo de país, tácticamente, en relación en c ómo llegar a los objetivos y sobre todo los electorales, pensamos diferente” , agregó Berni.

Berni quiere ser candidato en 2023 -algunos dicen que a presidente- y siente que no tiene espacio en el Frente de Todos. Antes o después, su salida del Gabinete bonaerense parece sellada.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.