Berlín rechaza hablar de un calendario para el suministro de armas a Ucrania

·2  min de lectura

Berlín, 10 jun (EFE).- El Gobierno alemán rechazó hoy hablar de calendarios para el suministro de armas pesadas a Ucrania por tratarse de algo complicado de determinar, al tiempo que subrayó el claro compromiso manifestado por Berlín en los últimos meses en este aspecto.

En una rueda de prensa ordinaria, el portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Hebestreit, reiteró que "hablar de calendarios es delicado" por diversas razones, lo que hace necesario comprobarlo todo muy bien "antes de hacer una declaración que tal vez no se pueda cumplir".

El primer motivo es muy sencillo, dijo, al referirse al hecho de que con frecuencia se trata de suministros de la industria alemana que aún deben ser negociados con la parte ucraniana.

Por lo general, requieren además de una instrucción en su manejo, como en el caso de los tanques tipo Gepard y los obuses blindados Panzerhaubitze 2000, que también debe ser completada en Alemania antes de que pueda llevarse a cabo el suministro, agregó.

A ello se suman razones de seguridad, señaló, y subrayó que "no sería inteligente" declarar públicamente dónde se va a realizar una entrega, ya que Rusia tendría acceso también a esa información.

Por último, están las cuestiones técnicas que hay que aclarar, dijo, y puso como ejemplo los lanzacohetes múltiples y la necesidad de establecer primero con qué y con cuánta munición se cuenta y con qué rapidez pude tenerse lista para su uso.

Precisó que ni los Panzerhaubitze 2000 ni el sistema de defensa antiaérea Iris-T prometido recientemente a Kiev por el canciller alemán, Olaf Scholz, se encuentran todavía en Ucrania.

En cuanto a los obuses, señaló que en la actualidad se está instruyendo en su manejo a soldados ucranianos en Alemania, por lo que "tiene sentido que el armamento para el que reciben formación se encuentre en Alemania".

Agregó que el Gobierno alemán no revelará cuándo serán definitivamente entregados a Ucrania por las razones antes mencionadas.

En lo que respecta al Iris-T, se trata de un acuerdo entre Ucrania y la industria armamentística alemana que todavía tiene que cerrarse, indicó.

En ese sentido, precisó, no se trata de un sistema del que dispongan las fuerzas armadas alemanas o el Ministerio de Defensa y que quieran entregar, sino de "un contrato comercial privado", algo que "también lleva su tiempo", dijo.

En todo caso, el portavoz subrayó el claro compromiso manifestado por el Gobierno alemán en los últimos meses en lo que respecta al tema del armamento pesado al referirse a los tanques Gepard, los Panzerhaubitze 2000, el Iris-T y los lanzacohetes múltiples.

"Los preparativos van a toda marcha para hacerlo posible, pero esto no ocurre de la noche a la mañana", dijo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.