Berlín amenaza con "consecuencias" al rey tailandés si gobierna en Alemania

Agencia EFE
·2  min de lectura

Berlín, 26 oct (EFE).- El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, ha advertido que habrá "consecuencias" para el rey Vajiralongkorn de Tailandia si adopta decisiones o gobierna desde Alemania, donde pasa buena parte de su tiempo.

"Claro que seguimos el comportamiento del rey tailandés", afirmó Maas, en una comparecencia ante los medios, donde fue preguntado por una presunta actuación política del monarca, lo que violaría su estatus en el país europeo.

Las consecuencias, de existir ese proceder irregular, serían "inmediatas", prosiguió el ministro. Desde su departamento se ha explicado reiteradamente que el rey no asume gestiones de gobierno durante sus largas estancias en Baviera, donde tiene una residencia.

La cuestión salió ya a relucir unos meses atrás, cuando parte de la vida pública alemana estaba desactivada por la pandemia y había prohibición de hospedarse en el país a los viajeros procedentes de regiones de riesgo. Vajiralongkorn pasó por entonces un largo periodo en un lujoso hotel-balneario de Baviera, aparentemente para una terapia.

Manifestantes prodemocráticos tailandeses se han concentrado estos días ante la Embajada alemana en Bangkok para exigir que se investiga si toma decisiones políticas en suelo alemán.

En Tailandia se suceden las protestas a favor de reformas democráticas. En ese contexto se han sucedido las concentraciones ante la Embajada de Alemania y se ha denunciado que Vajiralongkorn ejerce presuntamente el poder desde ese país.

El rey tailandés pasa gran parte de su tiempo en Alemania desde hace años. Hace tres semanas viajó a Tailandia junto con la reina Suthida para participar en varios eventos y ceremonias, incluido el cuarto aniversario de la muerte de su padre, Bhumibol Adulyadej, el 13 de octubre.

Los manifestantes exigen una nueva Constitución, ya que la actual fue redactada bajo la antigua junta militar (2014-2019), así como la disolución del Parlamento y la celebración de elecciones.

(c) Agencia EFE