El Benidorm español pasa de las filas del bar a las colas para vacunas

·2  min de lectura
Turistas esperan su turno en un centro de vacunación móvil instalado en el balneario español de Benidorm, en Valencia. Noviembre 17, 2021. REUTERS/Eva Manez

Por Oscar Corrons y Eva Manez

BENIDORM, España, 18 nov (Reuters) - El balneario español de Benidorm, famoso por su vibrante vida nocturna y especialmente popular entre los fiesteros británicos, ha abierto un centro de vacunación contra el COVID-19 específicamente para turistas, ya que los casos aumentan junto con el número de llegadas.

La clínica, situada cerca de la zona hotelera, ha provocado colas de turistas esta semana y se instalarán más puntos de vacunación móviles en áreas donde se reúnen grandes multitudes.

"Creo que se traslada un mensaje de tranquilidad y de seguridad", dijo a Reuters el alcalde de Benidorm, Antonio Pérez. "Lo que se persigue en realidad es acercar servicios desde los municipios a la población turística".

España exige a todos los visitantes que entran en el país que presenten un certificado de vacunación o una prueba de PCR negativa. Los bares y restaurantes no exigen el pasaporte de vacunación, como ocurre en muchas ciudades europeas.

Los casos de COVID en Benidorm son significativamente más altos que la media nacional, con 249 infecciones por cada 100.000 personas en un periodo móvil de 14 días, en comparación con los 96 casos a nivel nacional, o los 101 de la Comunidad Valenciana en la que se encuentra Benidorm.

Rosa Louis, gerente del distrito sanitario que incluye a Benidorm, dijo que el regreso de los turistas había influido.

"No tenemos datos adecuados sobre el aumento de las infecciones (en Benidorm), lo que sí que hemos notado es que cuando reabrimos realmente al turismo en esta zona hemos tenido un repunte de casos COVID, eso es incontestable", refirió.

Toni Mayor, director de la asociación hotelera valenciana HOSBEC, dijo que, aunque la mayoría de los huéspedes de los hoteles estaban vacunados, algunas personas eran poco cuidadosas a la hora de utilizar las mascarillas.

"A veces hay que recordar a los británicos que se pongan la mascarilla, lo que a veces les cuesta", dijo a Reuters. "Algunos de ellos se despistan porque en el Reino Unido no hay que llevarla", sostuvo.

El crucial sector turístico español se ha puesto en pie en los últimos meses, con un número de visitantes que se multiplicó por más de cuatro en septiembre respecto al año anterior.

El Gobierno espera que España recupere dos tercios de sus niveles anteriores a la pandemia en el cuarto trimestre de este año.

(Reporte adicional de Nathan Allen, redacción de Emma Pinedo. Editado en español por Marion Giraldo y José Muñoz)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.