Beneficios de hervir la cáscara de mandarina

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 28 (EL UNIVERSAL).- Por sus sabores generalmente dulces y sus aromas intensos, además de sus múltiples propiedades nutritivas, las frutas son uno de los alimentos principales en la dieta diaria y su consumo es fundamental para la salud. Sin embargo, ¿qué hay de las cáscaras? Pues, la capa envoltoria que regularmente se tira podría generar grandes beneficios al organismo; tal es el caso de la cáscara de mandarina hervida.

Tanto la Secretaría de Salud, como la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, aseguran que las frutas en general son ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes. Algunas resaltan por su aporte de vitamina C y potasio; algunas otras, como la sandía o el melón, contienen un alto índice de agua, y otras más, como en el caso de la mandarina, incluso su cáscara brinda beneficios para la salud.

La mandarina es un cítrico agridulce y refrescante que destaca por su aroma peculiar. Es una de las frutas que más aportes nutrimentales tiene pues contiene un alto nivel de antioxidantes y es rica en vitamina A, C, potasio, hierro, ácido fólico y fibra. Además es baja en calorías.

Aunque poco se habla de la cáscara que cubre a esta fruta, un estudio realizado por científicos de la Universidad de Western Ontario, en Canadá, y publicado por la American Chemical Society, reveló que dicha capa, no muy popular para su consumo, podría ayudar a obtener muchos beneficios para la salud.

Para aprovechar los aportes de la cáscara de mandarina esta tiene que ser hervida para crear una infusión. Lo recomendable es poner a fuego una taza de agua y, cuando hierva, agregar la cáscara de una mandarina, bajar el fuego y esperar entre 2 y 3 minutos más. Una vez pasado el tiempo, dejar enfriar, y beber.

Entre los múltiples beneficios que aporta esta infusión de cáscaras de mandarina destacan las siguientes:

1. Previene la aparición del cáncer 20 veces más que la pulpa de la misma fruta, pues la cáscara contiene una gran cantidad de antioxidantes los cuales pueden ayudar a evitar la aparición de tumores cancerígenos.

2. Regula el colesterol. Tal como lo dice el artículo de la Universidad de Western Ontario, la cáscara de mandarina podría tener mejores resultados en comparación con algunos medicamentos que tienen la función de regular el colesterol en la sangre, todo esto sustentado en los resultados de sus estudios en donde se comprobó la efectividad de la infusión.

3. Mejora la salud gastrointestinal. Otro estudio realizado en el Instituto de Química Orgánica en Bulgaria descubrió que, las cáscaras de mandarina, al contener altos niveles de pectina, una fibra dietética soluble, ayudan con los problemas gastrointestinales, aumentan la saciedad y mejoran el sistema inmunológico.

4. Desintoxica el cuerpo. Otra de sus propiedades predominantes son los alcalinos, elementos que son capaces de eliminar poco a poco las toxinas que no necesita el cuerpo, por lo que la infusión de cáscaras de mandarina ayuda a depurar el organismo.

Así que ya lo sabes, no vuelvas a tirarlas, aprovecha las cáscaras de mandarina.