¿Qué es el beneficio Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) y cómo obtenerlo?

·6  min de lectura

Si estás pasando apuros económicos puedes solicitar el programa de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, por sus siglas en inglés) aunque ya estés recibiendo otro tipo de ayudas financieras provenientes del Seguro Social. Este subsidio no está basado en tu experiencia laboral previa.

Y ahora es bastante más fácil solicitar los programas de ayuda del Seguro Social tras la reapertura de la gran mayoría de sus oficinas en todo el país.

La ayuda Seguridad de Ingreso Suplementario es un programa que proporciona pagos mensuales a adultos y niños con discapacidades o ceguera cada principio de mes. Hay una amplia lista con las enfermedades y trastornos que califican para aplicar al programa SSI.

Se trata de pagos mensuales, proporcionados y administrados por el Seguro Social pero con fondos de los impuestos generales del Departamento del Tesoro de EEUU, que pueden ser recibidos incluso si está percibiendo el Seguro por Incapacidad del Seguro Social (SSDI, por sus siglas en inglés), beneficios por alimentos y los beneficios por jubilación.

Con este subsidio, los ciudadanos que necesitan ayuda para cubrir necesidades básicas como ropa, alimentos, albergue y transporte, reciben beneficios en efectivo.

Requisitos del programa SSI

Tienen derecho a este beneficio mensual adultos y niños con una discapacidad o ciegos cuyos ingresos están por debajo de los límites financieros permitidos.

Las personas mayores de 65 años que no tienen una discapacidad y que cumplen con los requisitos financieros.

Has de tener ingresos y recursos limitados.

Son elegibles los ciudadanos de los EEUU, originarios de los EEUU y algunas personas que no son ciudadanas, que residen en el país.

Reabren las oficinas del Seguro Social. Cómo hacer cita previa sin espera y multitud

Ingresos y Recursos

Salarios, pensiones y recursos disponibles determinan si puedes o no recibir el SSI.

Se cuentan como ingresos los salarios, beneficios de Seguro Social y las pensiones. También se contabilizan los beneficios por alimentos y albergue. Dependiendo de la suma de todos los ingresos mensuales y de los límites de ingresos en el estado donde vivas, podrás recibir el programa SSI.

La Administración del Seguro Social calcula la cantidad a la que cada persona es elegible. De ahí, deduce su ingreso total. La cantidad básica del programa SSI es la misma a nivel nacional, el monto máximo del beneficio federal es de $783 para individuos y $1,175 para parejas.

No todas las personas reciben la misma cantidad. Puedes recibir una cantidad mayor si vives en un estado que aporta dinero al del pago federal de SSI. El programa SSI en Florida es de $841 para una sola persona y $1,261 para una pareja.

La ayuda del programa Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, por sus siglas en inglés) no está basada en la experiencia laboral.
La ayuda del programa Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, por sus siglas en inglés) no está basada en la experiencia laboral.

A la hora de calcular si podrás recibir el programa SSI, el Seguro Social no cuenta:

  • Los primeros $20 mensuales de la mayoría de los ingresos que recibes.

  • Los primeros $65 mensuales que ganas trabajando, ni la mitad de tus ganancias después de los primeros $65.

  • Los beneficios del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP, por sus siglas en inglés), anteriormente conocido como el programa de cupones de alimentos.

  • El albergue que recibe de organizaciones privadas sin fines lucrativos.

  • La mayoría de los servicios de ayuda de energía en el hogar.

El cheque del Seguro Social de 2022 trae una fabulosa sorpresa que alegrará a los jubilados

Si estás casado, el Seguro Social cuenta parte de los ingresos y recursos de tu cónyuge.

Si se trata de un menor de 18 años, incluye parte de los ingresos y recursos de sus padres.

Si aún no eres ciudadano y has entrado al país patrocinado por alguien, es posible que el Seguro Social incluya los ingresos y recursos de tu patrocinador.

Si eres un estudiante, es posible que no cuenten algunos de los salarios o becas que recibes.

Si estás discapacitado, pero trabajas, el Seguro Social no cuenta la parte de tu salario que usas para pagar por los artículos o servicios que te ayudan a trabajar.

Para las personas ciegas, el Seguro Social no contabiliza como ingresos el dinero gastado en transporte para ir al trabajo ni los gastos de trabajo. Tampoco lo que usas en capacitación.

El Seguro Social cuenta como recursos todas las cosas que posees:

  • Bienes raíces.

  • Cuentas bancarias.

  • Dinero en efectivo.

  • Acciones y bonos.

  • Es posible que puedas recibir el programa SSI si tus recursos no están valorados en más de $2,000. Una pareja, si estos no están valorados en más de $3,000.

  • Si tienes una propiedad que estás tratando de vender, es posible que puedas acceder al programa mientras intenta venderla.

  • El Seguro Social no cuenta todo lo que posees para decidir si tienes demasiados recursos para calificar para el programa SSI. No cuentan ni la casa ni el terreno donde vives. Tampoco pólizas de seguro de vida con un valor nominal de $1,500 o menos, el automóvil y hasta $1,500 en fondos de entierro por cada miembro de la familia.

Algunos estudiantes son elegibles para solicitar el programa Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, por sus siglas en inglés).
Algunos estudiantes son elegibles para solicitar el programa Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, por sus siglas en inglés).

Cómo solicitar el programa SSI

Puedes solicitar el programa SSI en tu oficina local del Seguro Social o llamar gratuitamente a la línea nacional 800-772-1213

Solo pueden solicitar el programa a través de internet las personas que tienen entre 18 y 65 años. También, aquellos que nunca hayan solicitado con anterioridad el programa SSI y los que están solicitando al mismo tiempo la ayuda del Seguro por Discapacidad del Seguro Social (SSDI, por sus siglas en inglés).

Documentos requeridos para la solicitud:

  • Número de Seguro Social.

  • Comprobante de edad como ID.

  • Registro de ciudadanía o Tarjeta Verde.

  • Comprobante de ingresos como las declaraciones de impuestos o recibos de pago.

  • Comprobante de bienes, estados de cuenta bancarios y registro de vehículos.

  • Contrato de arrendamiento, factura de impuestos a la propiedad y facturas de servicios.

  • Reportes médicos e información de contacto de los proveedores médicos.

  • Antecedentes laborales con los nombres de los empleadores, horas trabajadas y descripción de las labores.

Enfermedades, trastornos y discapacidades que califican al SSI

Enfermedades del sistema musculoesquelético, como amputación, dolor articular crónico y trastornos de la columna vertebral.

Problemas auditivos, de la vista o del habla.

Diferentes tipos de enfermedades respiratorias, cardiovasculares, sistema digestivo intestinal, hepáticas y renales.

Trastornos varios de la sangre, diferentes tipos de anemias e insuficiencia de la médula ósea o hemofilia.

Trastornos de la piel: quemaduras, dermatitis, ictiosis y un grupo de unas 20 enfermedades que causan resequedad y descamación.

Trastornos endocrinos, como diabetes y problemas de tiroides

Trastornos congénitos, como el síndrome de Down, que afectan varios sistemas corporales

Trastornos neurológicos, como esclerosis lateral amiotrófica (ELA), epilepsia, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson y lesiones cerebrales traumáticas.

Enfermedades cognitivas y mentales: trastorno bipolar, demencia, depresión, discapacidades intelectuales y esquizofrenia, entre otras.

Enfermedades del sistema inmunitario: VIH, artritis inflamatoria y el lupus.

Diferentes tipos de cánceres y leucemias.

Diferentes tipos de tumores benignos.

Twitter: @IsabelOlmos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.