El beneficio neto de Toyota cae un 14 % en abril-diciembre por la pandemia

Tokio, 10 feb (EFE).- Toyota Motor vio caer su beneficio neto un 14,1 % entre abril y diciembre de 2020, hasta 1,47 billones de yenes (11.590 millones de euros), debido a la pandemia, aunque el repunte de sus ventas en el último trimestre del año permitió al grupo automovilístico japonés mejorar sus previsiones para todo el ejercicio en curso.

Según los resultados correspondientes a los primeros nueve meses del año fiscal en Japón, el mayor fabricante nipón del sector de la automoción obtuvo por volumen de ventas un beneficio operativo de 1,51 billones de yenes (11.906 millones de euros), un 26,1 % menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Su facturación por ventas fue de 19,52 billones de yenes (153.915 millones de euros), un 15 % menos que el año precedente, debido sobre todo al descenso de la demanda global por la crisis sanitaria del coronavirus, explicó la compañía en rueda de prensa.

Toyota Motor vendió entre los pasados meses de abril y diciembre 7,2 millones de vehículos en todo el mundo incluyendo las de sus subsidiarias Daihatsu y Hino, lo que representa un descenso del 11,4 % respecto al año precedente.

"A pesar del continuado impacto de la pandemia del coronavirus en todas las regiones, hemos logrado cerrar este período con un resultado operativo positivo", destacó el jefe de operaciones de Toyota, Kena Kon, en una rueda de prensa por vía telemática.

El ejecutivo también subrayó la "tendencia al repunte de las ventas" registrada en los últimos tres meses de 2020, que ha permitido a la compañía revisar al alza su estimación de resultados para el ejercicio en curso.

Esta mejoría se observó principalmente en Japón, China y Estados Unidos, los principales mercados de Toyota, que permitieron a la compañía incrementar sus beneficios en un 50 % interanual entre los pasados meses de octubre y diciembre, hasta los 838.700 millones de yenes (6.613 millones de euros).

Las ventas del grupo en ese período crecieron un 7,1 %, hasta los 8,1 billones de yenes (63.868 millones de yenes), en comparación con octubre y diciembre de 2019, antes de la propagación global del coronavirus.

En el año natural 2020, el grupo Toyota volvió además a convertirse en el líder mundial de ventas de vehículos con 9,53 millones de unidades colocadas, y desbancando así al grupo Volkswagen, que vendió 9,31 millones, según los datos facilitados el mes pasado por ambas compañías.

El jefe de operaciones de la firma nipona explicó, asimismo, el impacto positivo que han tenido en sus cuentas un plan de reducción de costes por valor de 300.000 millones de yenes (2.365 millones de euros) y su estrategia para llevar a la red la mayor parte de sus esfuerzos de mercadotecnia.

A partir de las cifras anunciadas hoy, el fabricante nipón decidió revisar al alza su previsión de resultados para el año fiscal en curso, que concluirá el próximo 31 de marzo.

Toyota Motor prevé registrar un beneficio neto de 1,9 billones de yenes (14.981 millones de euros), por encima de la anterior estimación de 1,42 billones de yenes (11.200 millones de yenes) pero un 6,7 % menos interanual.

Los cálculos de la compañía apuntan a que su beneficio operativo ascenderá a 2 billones de yenes (15.770 millones de euros), un 16,6 % menos.

La empresa estima que su facturación por ventas anual será de 26,5 billones de yenes (208.950 millones de euros), un 11,3 % menos, y calcula que colocará 9,7 millones de vehículos en todo el mundo, un 7 % menos.

(c) Agencia EFE