El beneficio del banco Bradesco se redujo un 34,2% por la pandemia hasta septiembre

Agencia EFE
·4  min de lectura

Río de Janeiro, 28 oct (EFE).- Bradesco, el segundo mayor banco privado de Brasil, obtuvo en los nueve primeros meses del año un beneficio neto de 12.657 millones de reales (unos 2.220,5 millones de dólares al cambio actual), con una reducción del 34,2 % frente al mismo período del año pasado, como consecuencia de la pandemia.

El Bradesco informó este miércoles en un comunicado al mercado que, aunque sus resultados mejoraron en el tercer trimestre respecto al segundo debido a la reactivación de las actividades económicas que estaban paralizadas por las medidas de distanciamiento social, su beneficio siguió impactado por la pandemia del coronavirus.

"En las comparaciones con los mismos períodos del año anterior, nuestro desempeño tanto en el tercer trimestre como en los nueve primeros meses del año en términos de beneficio/resultado operacional continúa impactado por el escenario económico adverso provocado por la pandemia, pero el destaque positivo fue la reducción de los gastos operacionales", según el comunicado.

Como consecuencia de la pandemia el banco tuvo que volver a elevar sus provisiones para cubrir créditos de dudoso cobro ante la posibilidad de ser afectado por una onda de impago y morosidad en los próximos meses.

"Nuestros estudios internos, basados en modelos estadísticos que capturan informaciones históricas y prospectivas, así como en nuestra experiencia, y que reflejan nuestra expectativa de pérdidas en diferentes escenarios económicos, indican, en este momento, la necesidad de reforzar nuestras provisiones ante un escenario económico adverso, aunque en un nivel inferior al de los trimestres anteriores", según el comunicado del banco.

Según Bradesco, el banco tiene que estar preparado para "un escenario de aumento de las tasas de impago en 2021".

Por tal motivo, el banco reservó otros 2.600 millones de reales (unos 456,1 millones de dólares) para sus provisiones en el tercer trimestre, tras haberlas elevado en 3.800 millones de reales (unos 666,6 millones de dólares) en el segundo trimestre y en 2.700 millones de reales (unos 473,7 millones de dólares) en el primero.

Ante tales aumentos, las provisiones expandidas acumuladas hasta septiembre pasado suman 21.186 millones de reales (unos 3.716,8 millones de dólares), un valor en un 103,2 % superior al del mismo mes del año pasado.

BENEFICIO EN TERCER TRIMESTRE CRECIÓ 29,9 % FRENTE AL SEGUNDO

La normalización de las actividades económicas tras varios meses de paralización por la pandemia permitió que el beneficio neto recurrente del banco en el tercer trimestre (el que tiene en cuenta los efectos extraordinarios) se ubicara en 5.031 millones de reales (unos 882,6 millones de dólares).

Estas ganancias fueron en un 29,9 % superiores a las del segundo trimestre, las más impactadas por la pandemia, pero en un 23,1 % inferiores a las del mismo período del año pasado.

"El excelente desempeño del resultado operacional en el tercer trimestre es reflejo de los menores gastos con provisiones, que presentaron una caída del 37,1 % frente a las del segundo trimestre pese a la reserva de otros 2.600 millones de reales", informó la entidad.

El banco también atribuyó la recuperación del lucro del tercer trimestre al aumento de sus ingresos por prestación de servicios, que crecieron un 6,5 %, y al fuerte control de costos.

"Tales factores compensaron los menores ingresos obtenidos con el margen financiero y el menor resultado de las operaciones de seguros, pensiones voluntarias y capitalización", según el comunicado.

El Bradesco destacó igualmente que, pese a los impactos de la crisis provocada por la pandemia, el banco siguió elevando su cartera de crédito ampliada, hasta 664.414 millones de reales (unos 116.563,8 millones de dólares) en septiembre, con un crecimiento del 0,5 % frente a junio de este año y del 11,7 % en comparación con septiembre del año pasado.

Los préstamos a los consumidores aumentaron un 10 % en un año y los destinados a empresas en un 13 %.

Pese a ese aumento de los créditos y a la crisis provocada por la pandemia, que redujo los ingresos de empresas y consumidores, la tasa de impago del banco, medida por las deudas a pagar con más de 90 días de vencimiento, cayó desde el 3,6 % en septiembre del año pasado hasta el 3,0 % en julio de este año y hasta el 2,18 % en septiembre de 2020.

Según el balance enviado al mercado, los activos totales del Bradesco en septiembre de este año sumaban 1,659 billones de reales (unos 291.173,1 millones de dólares), que lo confirman como el segundo mayor banco privado de Brasil.

(c) Agencia EFE