Beneficiarios del campo proyectados para fin de año se dan como un hecho en spot de AMLO

·3  min de lectura

La Constitución mexicana establece que, una de las obligaciones del presidente en turno es presentar un informe por escrito sobre el estado general que guardan el Gobierno y la administración pública del país al inicio de cada año legislativo, es decir cada 1 de septiembre. Además, la ley permite la difusión de mensajes referentes al informe en este periodo del año.

Entre estos anuncios, Andrés Manuel López Obrador, promociona las diferentes obras de su gobierno, aunque ofrece pocos números o pruebas de resultados concretos de las políticas públicas que se han puesto en marcha desde la llegada a la presidencia en 2018. Mientras que varias de las afirmaciones que se hacen son verdades a medias o llanas mentiras.

Esto sucede con el spot del Tren Maya, en el que se habla de los kilómetros que se construyen, aunque, en realidad, la gran mayoría de las vías ya existen y se están adaptando.

“Y los trenes se están haciendo aquí, en Ciudad Sahagún, Hidalgo, para dar trabajo a los mexicanos. Esto es progreso con justicia”, dice el mandatario.

Si bien había varias empresas de China interesadas en proveer los trenes y vagones del Tren Maya, desde octubre de 2018, todavía como presidente electo, López Obrador ya había comprometido esta concesión para Bombardier, hoy propiedad de Alstom, con quien negoció trenes y vagones para el Metro de la Ciudad de México en el 2002.

Lo que el mandatario no menciona en su anuncio es que, antes de entregar el contrato por poco más de 36 mil millones de pesos, la UNOPS (Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos), que acompañó la licitación, alertó al Fonatur que el consorcio no cumplió con algunas bases del concurso por lo que recomendó su descalificación.

“Que coman los que nos dan de comer”

“Ahora estamos apoyando a dos millones de ejidatarios y de pequeños propietarios con precios de garantía, con fertilizantes gratuitos y vamos a dejar cien mil hectáreas de riego”, dice AMLO en una toma que lo muestra con un campo detrás.

El mandatario se contradice a sí mismo en este dato, pues apenas a mediados de julio, informó que su gobierno invertirá 500 millones de dólares para rehabilitar las plantas de fertilizantes para entregarlo de manera gratuita a esos dos millones de campesinos y ejidatarios de todo el país a finales de este año.

Durante una visita a la planta de fertilizantes en Veracruz, el mandatario dijo, además, que el complejo que hoy produce 900 toneladas de urea, que alcanzan para fertilizar 6.000 hectáreas, producirá en un futuro 2,500 toneladas que, aseguró, alcanzarán para fertilizar entre 25.000 y 30.000 hectáreas de tierra. El dato tampoco es congruente pues, si se produce alrededor de 2.7 más fertilizante, alcanzaría para fertilizar apenas poco más de 16.000 hectáreas.

Además, en los anuncios para el informe de gobierno del 2021, AMLO aseguró que eran 3 millones los campesinos que estaban apoyando de manera directa, “con fertilizantes y precios de garantía”, por lo que, los números de este año indicarían entonces un retroceso en el apoyo al campo.