Benedicto XVI, el día en que el papa emérito unió a AMLO y Fox

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 31 (EL UNIVERSAL).- Fue el 25 de marzo de 2012, durante una misa oficiada por el Papa Benedicto XVI en su visita a México, cuando el actual presidente Andrés Manuel López Obrador y el exmandatario Vicente Fox Quezada, tuvieron un breve acercamiento que al día de hoy parecería imposible.

Mientras Vicente Fox caminaba acompañado de su esposa Martha Sahagún a su lugar en el área VIP destinada para la cúpula empresarial y política, en el Parque Bicentenario de Guanajuato, se encontró al tabasqueño y lo saludó con una palmadita en el hombro, a lo que el tabasqueño respondió con: "¡buenos días!".

Este pequeño gesto fue calificado por medios de comunicación y políticos como un milagro pues ambas figuras públicas se habían enfrentado desde antes de 2006, luego de que Vicente Fox Quezada intentó frenar las aspiraciones presidenciales de López Obrador tras someterlo a un juicio de desafuero cuando era jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Al evento también acudió Felipe Calderón, Margarita Zavala, Enrique Peña Nieto y Gabriel Quadri, otros personajes a quienes Andrés Manuel López Obrador considera sus opositores.

El pleito entre AMLO y Vicente Fox

Entre 2004 y 2005, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) acusó al tabasqueño de violar una suspensión definitiva en favor de los propietarios de un predio en Santa Fe y por abuso de autoridad.

AMLO se dijo inocente por estos delitos y señaló al entonces presidente Vicente Fox de estar detrás de su desafuero por presiones de grupos empresariales que tenían como objetivo detener su carrera política.

Años después, en 2017, cuando el hoy presidente de México destapó su candidatura, Fox comentó que se encargaría de que López Obrador no llegara a gobernar México.

Desde entonces, por diferencias ideológicas y políticas, ambos personajes se atacan constantemente con comentarios ofensivos desde redes sociales y las conferencias mañaneras.