Van por Beltrones

Julio Fentanes Cetina
·2  min de lectura

De acuerdo a un reportaje del periódico español El País, la hija de Manlio Fabio Beltrones, y actual senadora de la República es investigada por la FGR por posible delito de lavado de dinero, en un delito de 2015 que involucraría a su propia padre, su madre y un exasesor del exgobernador de Sonora, identifcado como Luis Alejandro Capdevielle.

El exsenador y líder priista respondió a través de su cuenta de Twitter que no tiene ni ha tenido cuentas en ese país, “y las acusaciones sin sustento restan seriedad a las investigaciones y solo podrían obedecer a otras intenciones en tiempos electorales”.

Los hechos se habrían dado según el reporte del periódico en julio de 2015, cuando la jueza de Andorra, Canólich Mingorance, imputo a la senadora, a su mamá y a su papá, por la presunta operación de lavado de dinero identificada como “Operación Sonora” y se embargaron esas cuentas sin que el caso se hiciera público en México.

Las operaciones financieras se dieron entre 2009 y 2010, entonces Manlio Fabio Beltrones, era el coordinador de los senadores del PRI.

Y no prosperó más porque en 2018, la entonces PGR presentó un informe de no ejercicio de acción penal sobre los acusados, porque el delito estaba prescrito.

En esa época, la entonces PGR logró el sobreseimiento provisional de diferentes investigaciones abiertas de personalidades ligadas al PRI, como Juan Collado, actualmente preso y quien habría movido 120 millones de dólares también en Andorra.

El País agrega también que ahora bajo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la FGR investiga la familia Beltrones y a su asesor.

En la carta que envió por Twitter el político sonorense, detalló que su esposa y él no tienen cuenta bancaria en Andorra, ni han depositado, ni transferido o invertido recursos alguno en ese país, que ni conocen.

“No existe elemento objetivo alguno que permita a las autoridades andorranas involucrarnos en investigación alguna. Deben tener claro que México es un país de leyes, con instituciones sólidas a las que el sistema democrático les ha permitido consolidarse como garantes de los derechos humanos de los ciudadanos”, apuntó.