Becario accidentado gana amparo para recibir atención en IMSS

OAXACA, Oax., junio 5 (EL UNIVERSAL).- Pedro Lezama Hernández, joven de Tuxtepec y becario del programa federal Jóvenes Construyendo el Futuro quien se accidentó cuando fue obligado a transportar láminas metálicas como parte de sus actividades, interpuso un amparo para que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) continúe garantizando su tratamiento.

Lo anterior dado que ya terminó el periodo de capacitación del programa federal y con ello concluía el derecho a la seguridad social.

Fue el pasado 30 de mayo que se interpuso el amparo 1195944/2020, con el cual se busca que se garantice su atención en el Centro Médico de La Raza, en la Ciudad de México.

El caso de Pedro se dio a conocer en noviembre pasado, cuando siendo becario en el municipio de San Juan Bautista Tuxtepec, al norte de Oaxaca, se le asignó al traslado de láminas metálicas como parte de sus actividades, las cuales no correspondían con su perfil profesional de licenciado en Pedagogía.

Al no ir aseguradas de forma correcta en el vehículo que las transportaba, las láminas cayeron sobre el joven y le causaron graves heridas internas en el intestino, por las cuales fue desahuciado en dos ocasiones. Pese a ello ha logrado recuperar tras someterse a seis cirugías.

Ahora la continuidad de su recuperación está en riesgo, pues de acuerdo con la familia del joven, este 3 de junio concluyó el periodo de capacitación en el programa federal, con lo que en automático terminaba su derechohabiencia, por lo que contactaron al licenciado Javier López, secretario particular de Zoe Robledo, titular del IMSS y le expusieron su caso.

"Nos dijo el IMSS brindaría el servicio siempre que estuviera alguien pagando sus cuotas o dado de alta como trabajador, lo cual le correspondía a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), ya que ellos son los que manejan el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, explicaron los familiares a El UNIVERSAL.

Ante dicha respuesta, los padres del joven becario acudieron ante los coordinadores territoriales y operativos del programa para exponer el caso, quienes les prometieron que Pedro seguiría dado de alta  en el IMSS.

"Les dije que nosotros queríamos un documento firmado por la Secretaría del Trabajo, donde dijera se comprometían a que Pedro seguiría dado de alta y no nos han dado respuesta hasta ahora", indica Alejandre Lezama, el padre del joven.

Fue ante ello que la familia decidió interponer el amparo ante el Poder Judicial de la Federación para que se le garantice al joven de 24 años la atención médica.

El padre de Pedro señala además que con el término del periodo de capacitación el joven ya no recibirá el apoyo económico y tampoco se le está otorgando una pensión por incapacidad, pese a que se trató de un accidente de trabajo.

"Eso lo hablaremos más adelante, en función de cómo avance el tema jurídico. Ahorita lo importante es la asistencia médica para mi hijo Pedro, en toda su totalidad", señala.