Hay bebés entre 22 muertos en ataque a iglesia de Nigeria

·2  min de lectura
NIGERIA-ATAQUE (AP)
NIGERIA-ATAQUE (AP)

Dos bebés se encuentran entre los 22 fieles muertos en un ataque a una iglesia en el suroeste de Nigeria que ha conmocionado a la nación de África Occidental, según informó el martes un funcionario de emergencias a The Associated Press.

Los muertos han sido trasladados a la morgue mientras que unos 50 heridos siguen siendo atendidos en el hospital tras el ataque a la iglesia católica de San Francisco en la localidad de Owo, en el estado de Ondo, dijo Kadiri Olanrewaju, jefe de los Servicios Nacionales de Gestión de Emergencias de Nigeria en Ondo.

Se desconoce el número exacto de víctimas mortales, ya que algunos de los fallecidos fueron trasladados por sus familiares para ser enterrados de forma privada, dijeron los residentes.

“Sólo le estoy dando los que están en la morgue del hospital, no los que están en la iglesia y que fueron llevados a casa para ser enterrados. No tengo ese registro”, dijo Olanrewaju, de los servicios de ayuda de emergencia.

Ogunmolasuyi Oluwole y Adelegbe Timileyin, ambos representantes de Owo en las cámaras legislativas estatal y federal, comentaron previamente a la AP que más de 50 personas habían muerto en el ataque.

Nigeria, el país más poblado de África con 206 millones de habitantes, lleva más de una década luchando contra la insurgencia en el noreste del país a manos de los rebeldes extremistas islámicos de Boko Haram y su rama, la Provincia de África Occidental del Estado Islámico. El país se enfrenta ahora a crecientes problemas de inseguridad, ya que los separatistas y los piratas se atribuyen los ataques en el sur del país, mientras que los grupos armados lanzan con frecuencia ataques mortales en el noroeste.

Antes del ataque a la iglesia, Ondo había sido considerado uno de los estados más pacíficos de Nigeria. Pero ahora Owo, una pequeña ciudad de comerciantes y trabajadores del gobierno situada a 50 kilómetros (31 millas) de la capital del estado, Akure, se tambalea por la violencia del ataque a la iglesia.

Las escuelas y los lugares de reunión pública permanecieron cerrados el martes y muchos residentes se quedaron en casa, según los vecinos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.