Un bebé murió intentando rescatar a su perro de un incendio

LA NACION

Un fuego arrasó con la casa de la familia Sharp el fin de semana, en el estado de Arkansas, Estados Unidos. Todos lograron salir a salvo, pero una distracción terminó con un hecho fatal: el pequeño Loki, de casi dos años, entró a la casa porque se dio cuenta que su perro no había salido. Ambos fueron encontrados muertos por los bomberos, según informó el Northwest Arkansas Democrat Gazette.

Desde ese momento, la familia de la ciudad de Gentry ha recibido apoyo a través de las redes y plataformas como GoFundMe que recaudan fondos para pagar el funeral del pequeño y para que puedan recomponer su vida. El posteo del sitio de campañas solidarias dice: "La familia perdió todo, incluyendo a su hijo mayor". Además, los vecinos donaron kilos de ropa y alimento para este duro momento.

En un sentido posteo de Facebook, su padre dijo: "Solo quiero venir a decir que nunca den por sentado a sus hijos. Aprecien cada momento con ellos. Te amamos ´bubba´ y sabemos que estás en tu mejor lugar".

Para el velatorio del pequeño, le pidieron a los concurrentes que no vistan de negro, para que se festeje su vida con sus colores preferidos: rojo y blanco.