Un bebé de 11 meses murió luego de que su mamá lo dejara solo en la bañadera para salir a fumar

LA NACION

Un bebé de 11 meses falleció luego de que su mamá, Lindsee Louise Leonardo, lo dejara en la bañadera para salir a fumar y a escuchar música. Según ella, todo habría pasado en 10 minutos.

Leonardo le dijo a la policía que había puesto a su bebé, llamado Aiden Leonardo, y a su hija de 23 meses en la bañadera con unos 15 centímetros de agua antes de salir. Pero que al regresar, la bañadera estaba llena porque la niña había vuelto a abrir el agua.

Según la revista estadounidense People, el hecho ocurrió alrededor de las 8 de la noche, cuando la madre encontró a su bebé flotando boca arriba mientras que su hija estaba parada al lado. Inmediatamente lo sacó del agua, lo llevó a su cama y llamó a los médicos, quienes le indicaron cómo hacer RCP.

Cuando los paramédicos llegaron, lo llevaron a un centro médico llamado Tennova Turkey Creek, en donde recuperaron un latido cardíaco y posteriormente lo trasladaron al Hospital de Niños del Este de Tennessee. Ingresó con una condición crítica hasta que finalmente anunciaron que falleció.

Lindsee Louise Leonardo fue detenida el jueves a la tarde acusada de delito de abuso infantil agravado y asesinato de primer grado por la Oficina del Sheriff del Condado de Knox y se fijó una fianza de 350.00 dólares, de acuerdo con la cadena de televisión WATE.