El Banco Central cerró octubre realizando la mayor venta de reservas de la era Fernández

·2  min de lectura
El dólar, cada vez más tironeado en la plaza local
El dólar, cada vez más tironeado en la plaza local

El Banco Central (BCRA) debió realizar hoy la mayor venta de reservas de la gestión Alberto Fernández: tuvo que desprenderse de US$290 millones de su endeble tenencia propia para abastecer los pedidos de compra que habían logrado atravesar todos los filtros que el sistema impone antes de autorizar la venta de algún dólar.

Para encontrar una venta mayor hay que remontarse al 25 de octubre de 2019, la jornada previa a las presidenciales, cuando la entidad -por entonces comandada por Guido Sandleris-- debió desprenderse de US$812 millones.

De esta manera en apenas dos ruedas, debió sacrificar US$330 millones, cifra que supone el 44% de los US$751 millones recomprados desde el miércoles 6, es decir, cuando entró en vigencia la prohibición de realizar pagos anticipados de importaciones y las nuevas regulaciones sobre los dólares financieros.

Desde la entidad adjudicaron el salto en las ventas a “la nacionalización de insumos lograda en las últimas jornadas”, en referencia a que, según las normas, los pagos de las compras al exterior sólo se podían hasta ahora activar cuando esa mercadería era descargada en puertos locales.

“Eso liberó la posibilidad de nuevos pagos de importaciones que mayoritariamente se cursaron en la jornada”, explicaron antes de destacar que el saldo de intervenciones en el mercado de contado terminó siendo favorable por “algo más de US$200 millones” con lo que se convirtió al respecto en “el mejor octubre de la última década”.

Un saldo a favor que se logró a costo de frenar actividad
Un saldo a favor que se logró a costo de frenar actividad


Un saldo a favor que se logró a costo de frenar actividad

Como se ve, es una lectura que pasa por alto que nunca en ese lapso la demanda privada de divisas había estado tan bloqueada como en la actualidad.

Todo ocurrió al cabo de una rueda en que el volumen operado en el segmento de contado se amplió hasta US$584,560 millones (es decir, que la mitad de lo negociado salió de las reservas líquidas) y en la que el dólar mayorista cerró a $99,52/99,72 por unidad, para la compra y venta respectivamente, apenas tres centavos arriba del cierre previo y 1% arriba del último precio al que se negociara en septiembre, lo que muestra que el ritmo de devaluación mensual del peso no se modificó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.