El BCIE dona 500.000 dólares para los afectados por los derrumbes en la capital de Honduras

·2  min de lectura

Tegucigalpa, 21 sep (EFE).- El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) anunció este miércoles la donación de 500.000 dólares para atender a los afectados por una cadena de derrumbes que han destruido total o parcialmente decenas de casas de una falla geológica en Tegucigalpa, la capital de Honduras.

En una declaración difundida en Tegucigalpa, el BCIE indicó que ha aprobado una "donación de emergencia" de 500.000 dólares en respaldo a los "esfuerzos humanitarios orientados a preservar la seguridad de las familias afectadas por una serie de deslaves provocados por las intensas lluvias en Tegucigalpa.

La donación permitirá atender a al menos 150 familias desalojadas forzosamente ante el peligro en los barrios Guillén, Santa Rosa, Colina Nueva y zonas aledañas, en el extremo noreste de la capital hondureña, debido a los daños, señaló.

Los recursos contribuirán a atender las necesidades "más urgentes" de la población como alimentos, agua potable, medicamentos, atención médica, colchones, materiales para albergues y mano de obra para la construcción o reparación de viviendas e infraestructura afectada, agregó el BCIE.

"Estamos conmovidos por la difícil situación que afecta a estas familias, quienes con esfuerzo construyeron los hogares que ahora han perdido", dijo el presidente ejecutivo del BCIE, Dante Mossi.

Destacó que la "donación de rápida aprobación y desembolso es una muestra de nuestra solidaridad y reafirma el compromiso del Banco de apoyar directamente a sus países miembros a afrontar oportunamente las crisis que se presenten".

La donación del BCIE fue otorgada bajo la modalidad de "ayuda de emergencia y por desastres naturales lo hace en apoyo y solidaridad a sus países miembros para atender eficazmente situaciones como inundaciones, incendios, terremotos, pandemias, entre otros", detalla el comunicado.

Los deslizamientos de tierra, que no cesan y no dejan hasta ahora víctimas mortales, han destruido en los sectores afectados por la falla geológica decenas de viviendas construidas con ladrillos, bloques de cemento y otros materiales como madera y láminas de zinc.

Tegucigalpa, que supera los 1,5 millones de habitantes, está situada a unos 1.000 metros sobre el nivel del mar y otrora pueblo minero y, además, está cruzada por varias fallas geológicas, de las que algunas han sido activadas en los últimos 50 años.

Una de las fallas más graves es la actual, tanto por la destrucción que ha causado y la cantidad de viviendas destruidas, algunas de dos y tres niveles.

(c) Agencia EFE