El BCE acaba con la subvención a los préstamos bancarios para reducir el efectivo

FOTO DE ARCHIVO. Banderas de la Unión Europea ondean frente a la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort, Alemania

FRÁNCFORT, 27 oct (Reuters) -El Banco Central Europeo se deshizo el jueves de una subvención en sus préstamos a varios años a los bancos para animarles a reembolsarlos anticipadamente, en una medida diseñada para reducir el exceso de efectivo del sistema y evitar un obstáculo monetario.

El BCE ha recibido presiones para que cambie las condiciones de sus operaciones de financiación a plazo más largo con objetivo específico (TLTRO, por sus siglas en inglés) porque el generoso tipo de interés ofrecido en el momento álgido de la pandemia del COVID-19 permitía ahora a los bancos obtener un beneficio garantizado a costa del BCE.

Además de ser costosa para el BCE, esta fuente de liquidez barata se interponía en su lucha por reducir la inflación, que se acerca al 10% en la eurozona.

Por estas razones, el BCE dijo que los bancos tendrán que pagar ahora los tipos de interés vigentes en sus créditos TLTRO, en lugar del tipo medio durante toda la duración de los préstamos.

"Desde el 23 de noviembre de 2022 hasta la fecha de vencimiento o la fecha de reembolso anticipado de la operación TLTRO III vigente correspondiente, el tipo de interés aplicable a las operaciones TLTRO III se indexará al promedio durante ese período de los tipos de interés oficiales del BCE aplicables", señaló el BCE.

También ofrecerá a los bancos fechas adicionales de reembolso anticipado voluntario.

Frederik Ducrozet, jefe de análisis macroeconómico de Pictet Wealth Management, dijo en un tuit que la decisión de cambiar las condiciones de los préstamos de forma retroactiva era "la más radical y la peor de todas las opciones".

Analistas han advertido que los cambios retroactivos podrían disuadir a los bancos de recurrir a préstamos similares en futuras crisis.

Los bancos de la zona del euro cuentan con 2,1 billones de euros (2,1 billones de dólares) de préstamos TLTRO, concedidos a tipos de interés ultrabajos o incluso negativos en un momento en que la principal preocupación del BCE era la persistencia de una baja inflación.

Pero el tipo de interés de los depósitos que el BCE paga a los bancos comerciales ha vuelto a ser positivo, del 1,5%, y es probable que siga subiendo.

Esto significa que los bancos podrían obtener un beneficio garantizado de entre 30.000 y 35.000 millones de euros simplemente por aparcar su efectivo del TLTRO en el BCE, según las estimaciones del IESEG School of Management basadas en que el tipo de los depósitos alcance un máximo de entre el 2,5% y el 4,5%.

En una línea similar, el BCE decidió renumerar las reservas mínimas de los bancos a su tipo de interés de los depósitos, que subió al 1,5% el jueves, en lugar de al tipo de interés de las operaciones principales de refinanciación, que subió al 2%.

Los tipos de interés a los que los bancos se prestan entre sí en los mercados monetarios también están todavía por debajo del tipo de interés oficial del BCE, lo que significa que sus recientes subidas de tipos aún no se han trasladado totalmente al sector bancario.

El efectivo también crea una demanda adicional de valores de bajo riesgo, lo que limita la subida de los tipos de los acuerdos de recompra y los rendimientos de la deuda pública a corto plazo.

Los valores bancarios de la zona euro cayeron brevemente tras la decisión, pero luego superaban al mercado de renta variable en general.

El diferencial entre los swaps de tipos de interés y el rendimiento de los bonos alemanes a dos años cayó a su nivel más bajo desde agosto, en una señal de que los operadores consideran que la medida ayuda a aliviar la escasez de bonos del Estado utilizados como garantía en la zona del euro.

(1 dólar estadounidense = 0,9997 euros)

(Información de Francesco Canepa y Yoruk Bahceli; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)