BBVA cuestiona política de austeridad en actuales circunstancias

*Crisis generaría pérdida de hasta un millón 500 mil empleos

Por Roberto Noguez Noguez

México, 28 Abr (Notimex).- Una política de austeridad por parte del gobierno federal en medio de la crisis generada por la contingencia sanitaria es una irresponsabilidad fiscal, además de que continuar la ruta de pocos apoyos resultará en una década pérdida en el PIB per cápita, consideró el economista en jefe de BBVA México, Carlos Serrano.

En videoconferencia, el analista de la institución financiera consideró factible que la autoridad anuncie un paquete de medidas equivalentes a 6.0 puntos del Producto Interno Bruto (PIB), de tal suerte que la deuda incluso pueda subir hasta niveles de alrededor de 60 por ciento.

“Creemos que es el momento de una política fiscal contracíclica… hoy contener el gasto, hoy una política de austeridad no es responsabilidad fiscal, es irresponsabilidad fiscal, una política de austeridad y contención del gasto van a hacer que el país tenga una trayectoria de deuda más comprometida".

De acuerdo con el economista, si por la ausencia de una respuesta fiscal adecuada el PIB comienza a crecer menos se comprometerá la trayectoria de la deuda con respecto al PIB, por lo que es momento de tener una política fiscal decidida.

Serrano explicó que la deuda como porcentaje del PIB crecerá de cualquier forma, ya que al asumir que no haya ninguna respuesta fiscal subiría 10 puntos, al pasar de 44.7 por ciento, al cierre de 2019, a alrededor de 54 por ciento para finales de 2020, debido a la contracción económica, la depreciación del tipo de cambio y una caída en la recaudación.

En este sentido, comentó, el paquete de medidas equivalentes a 6.0 puntos del PIB sería bien recibido por los mercados si se explica con toda claridad que es temporal y una vez que terminada la contingencia este gasto se va a reducir y sobre todo que se acompañe con el anuncio de una reforma fiscal que entre en vigor en cuanto transcurre la epidemia y que resuelva la baja recaudación.

El especialista expuso que si se continúa por el camino de pocos apoyos no habrá una recuperación del PIB per cápita a los niveles antes de la crisis y de seguir por esta ruta habrá una década pérdida en este aspecto.

La crisis por el coronavirus podría generar una pérdida empleos de hasta un millón y medio de plazas, lo cual dependerá de la caída de la actividad económica de México.

Y es que, explicó, si el PIB registra una contracción de 7.0 por ciento en 2020 se podrían perder entre 890 mil y un millón 80 mil puestos de trabajo, sin embargo, de materializarse un peor escenario y la contracción económica es de 10 o 12 por ciento sería de un millón 500 mil empleos.

“Lamentablemente esto va a tener un efecto persistente, es decir, que llevará tiempo recuperarlos; en el escenario base, recuperar el nivel de empleos que teníamos en noviembre del año pasado ocurriría hasta noviembre de 2023".

Por lo que es urgente y necesario una respuesta fiscal que proteja el empleo, de lo contrario se tendrán daños más permanentes que afectarán las condiciones de vida de una franja importante de la población por un período prolongado, advirtió.

-Fin de nota-

NTX/RNN/RMN