BBC bajo presión a restaurar confianza del público

LONDRES (AP) — Una serie de acusaciones de que británicos con poder han abusado sexualmente de cientos de niños ha llevado a una de las más prestigiosas y extensas organizaciones periodísticas a una profunda crisis de credibilidad.

El presidente del consejo de administración de la BBC dijo el domingo que la cadena necesita una reforma radical tras la renuncia de su director general por un escándalo sobre un falso reportaje de abuso sexual de menores.

Chris Patten prometió restaurar la confianza y fiabilidad en la BBC, estremecida tras la renuncia del director general George Entwistle y el escándalo que ocasionó su partida.

Entwistle dimitió el sábado por la noche en medio de una controversia luego de que un programa informativo implicó erróneamente a un político británico en un escándalo de abuso sexual de menores, aumentando una crisis desatada por la revelación de que decidió no difundir denuncias similares contra una de sus propias estrellas.

Resulta difícil exagerar la importancia de la BBC dentro de la sociedad británica. Su influencia data desde el desaparecido imperio británico y más allá. Durante años, la BBC ha estado presente en los principales eventos de las trasmisiones del Reino Unido, sirviendo como una voz para la nación británica. Sus ondas radiales popularizaron el sonido característico de las campanadas del Big Ben, los mensajes de Winston Churchill durante la Segunda Guerra Mundial y posteriormente la música de los Beatles, exportando la cultura británica a una audiencia mundial.

La BBC cuenta con 10 canales de televisión a nivel nacional además de una programación regional en todo el territorio británico, 10 estaciones radiales, 40 radioemisoras locales y un sitio de Internet con un promedio de 3.600 millones de visitas cibernéticas al mes.

Patten dijo el domingo a la BBC que no dimitirá, e insistió en que la entidad financiada con dinero público "tiene el control" de las cosas y vuelve a su misión fundamental.

"Mi trabajo es asegurar que... restauramos la confianza y fiabilidad en la BBC", indicó, y pidió "una reforma estructural completa, radical".

El mes pasado, la BBC provocó un escándalo al conocerse que el programa "Newsnight" se había abstenido de realizar una investigación sobre casos de abuso sexual de menores que implicaban a Jimmy Savile, el famoso locutor de la televisión que falleció el año pasado.

La policía dijo que desde que comenzó la investigación había recibido quejas de unas 300 víctimas contra el popular Savile y sus allegados, con aseveraciones que algunos de los casos se cometieron en las mismas instalaciones de la BBC.

Posteriormente, Entwistle anunció que se realizaría una investigación interna a fin de determinar la responsabilidad de esa decisión, pero poco después "Newsnight" implicó erróneamente a un político británico de un caso de abuso sexual en un programa trasmitido el 2 de noviembre.

El caso se produce en medio de un delicado ambiente entre los medios de comunicación británicos tras el escándalo del espionaje telefónico que ocasionó el cierre del mayor diario dominical del país, la detención de decenas de periodistas e hizo que una comisión presidida por un juez investigara la ética periodística y los lazos entre los políticos y los medios de comunicación.

El director gerente de la BBC Kevin Marsh dijo que la renuncia poco hace para restablecer la confianza pública en la BBC, financiada principalmente por los impuestos de los contribuyentes británicos que tienen aparatos de televisión.

"La BBC pide al público británico que pague sus facturas cada año, y la única forma que puede hacerlo es si el público británico confía en la forma que gasta su dinero", agregó.

___

Cassandra Vinograd está en Twitter como: https://twitter.com/CassVinograd

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK