Bates y bolígrafos para defenderse en el asalto al Capitolio

·3  min de lectura

Washington, 6 ene (EFE).- Cuando hace un año una turba incitada por el entonces presidente, Donald Trump, tomó por asalto el Congreso federal legisladores latinos empuñaron desde bolígrafos a bates de béisbol para defenderse, según relataron varios de ellos.

"Fue la única vez en mi vida que estaba seguro que iba a morir", reflexionó el representante Lou Correa, demócrata de California, en el primer aniversario de una insurgencia sin precedentes en 245 años de historia de la República.

"Cuando empecé a escuchar balazos y el lanzamiento de gases, fue cuando por primera vez pensé que podía morir en ese instante", agregó.

La percepción de una muerte inminente es lo que también recuerda Raúl Ruiz, representante de California y presidente del Caucus Hispano del Congreso.

"A lo largo de la vida siempre he pensado en qué haría durante mis últimos minutos, y por eso empecé a rezar", dijo Ruiz a la revista Newsweek. "Di gracias a Dios por mi familia, por estar conmigo, por guiarme. Pero fue cuando pedí a Dios que cuidara de mi esposa y mis hijos que se me llenaron los ojos de lágrimas".

Para Rubén Gallego, representante demócrata de Arizona, el tumulto de los sediciosos rememoró sus experiencias como Infante de Marina en la guerra de Irak y, subido a una silla en la sala de la Cámara, empezó a organizar la resistencia.

Gallego relató recientemente a Efe cómo buscó algo con lo cual defenderse y lo único que encontró fue un bolígrafo. Su plan haría que los legisladores jóvenes usaran sus bolígrafos para punzar a los atacantes en la cara o el cuello, tras lo cual les arrebatarían las armas para defenderse.

"Recuerdo cuando guiaba a hombres jóvenes a la guerra y les veía paralizarse o entrar en pánico", relató Gallego. "Y era importante entonces que los agarrara y les ayudara a concentrarse. Sentí esa misma obligación aquí y por eso le dije a la gente lo que tenía que hacer".

Para Norma Torres lo importante es que "ese día experimentamos un trauma enorme pero retornamos y completamos nuestra tarea" de certificar el resultado de la elección presidencial de 2020.

La representante demócrata de California publicó este jueves en Twitter varios videos de cuándo los congresistas tuvieron que desalojar el pleno el Capitolio cuando se celebraba una sesión conjunta de ambas cámaras para ratificar la victoria del ahora presidente, Joe Biden, en los comicios de noviembre de 2020.

Lucille Roybal Allard, otra latina demócrata de California, recordó en su cuenta Twitter "el miedo y el terror" que experimentó al pensar que la democracia del país estaba siendo "atacada" cuando tuvieron que salir "corriendo".

Otra de las legisladoras latinas que estuvo muy activa hoy en las redes sociales para rememorar aquella jornada fue Linda Sánchez, quien recuerda que cuando se dio cuenta de que algo ocurría en el Capitolio regresó a su oficina.

"Trancamos las puertas, apagamos todas las luces y empuñamos bates de béisbol para protegernos en caso de que la turba irrumpiera en nuestra oficina", agregó. "Podíamos escuchar a los manifestantes afuera, cada vez más fuerte. Empezamos a recibir informes de que habían sido superadas las barreras policiales".

Fue una jornada que difícilmente alguno de ellos olvidará, como la congresista Alexandria Ocasio-Cortez, quien reconoció que temió ser violada por parte de la turba de seguidores del expresidente Trump.

Miedo que queda reflejado en una fotografía recuperada ahora por el legislador Vicente González en la que se ve a varias personas con el rostro cubierto con escafandras especiales para protegerse del gas lacrimógeno que se había lanzado en el edificio en el que reside la ahora frágil democracia estadounidense.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.