Tras una batalla legal, restablecen el pase sanitario en Río de Janeiro: “Los turistas sin vacunas no serán bienvenidos”

·2  min de lectura
Prohiben entrar al mar en las playas de Río de Janeiro
Ian Cheibub

RÍO DE JANEIRO.- El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil volvió a exigir el uso del pase sanitario para entrar en los puntos turísticos y otros lugares de Río de Janeiro a partir de este viernes, después de que un juez lo anulara el miércoles calificándolo de “dictadura sanitaria”, y ante el desaliento del presidente Jair Bolsonaro, quien aún no se ha vacunado contra el Covid-19 y se opone a cualquier restricción vinculada con la campaña de inmunidad.

Suiza busca impulsar la campaña de inoculación con una curiosa estrategia

El presidente del STF, Luiz Fux, revirtió la decisión la noche del jueves por considerar que las medidas de combate contra la pandemia, como el pase sanitario, incumben al gobierno de la ciudad costera. “Ésta es una ciudad turística, que quiere celebrar fin de año, carnaval y el verano con los hoteles llenos”, afirmó este viernes el alcalde Eduardo Paes, al celebrar la decisión del STF. Y enfatizó, durante una conferencia de prensa: “Los turistas sin vacunas no son bienvenidos”.

“Para la segunda quincena de noviembre, casi el 100% de los cariocas habrá sido vacunado con la segunda dosis (...). Con el pasaporte queremos decirle al turista responsable que se vacunó: ‘ven tranquilo’. Y al que no se quiso vacunar: ‘por favor no vengas, no serás bienvenido en Rio de Janeiro’”, añadió Paes.

Volcán de La Palma, en vivo: la caída de lava, la llegada al mar y el nuevo delta en directo

El pase implementado por el gobierno local había sido suspendido el miércoles por un juez de segunda instancia que lo calificó como una “dictadura sanitaria” y lo comparó con la persecución que sufrieron los judíos y otros grupos discriminados en la época de Adolf Hitler.

Tras reestablecerlo, la Corte Suprema consideró que Paes tiene atribuciones para exigir el certificado de vacunación como una forma de “hacer frente a la pandemia” e impedir la “diseminación del virus”.

El Cristo Redentor de Río de Janeiro
Felipe Dana / AP


El Cristo Redentor de Río de Janeiro (Felipe Dana / AP/)

La medida empezó a ser obligatoria el 15 de septiembre para acceder a puntos turísticos de Río de Janeiro, como el Cristo Redentor y el Pan de Azúcar, a los centros deportivos, muy frecuentados por los cariocas, a los cines, a los teatros y a salas de conciertos, entre otros lugares. Los bares y restaurantes, en tanto, quedaron excluidos de la medida.

Si bien Bolsonaro ha alardeado de que será el “último de los brasileños” en inmunizarse –a más de un año de haber contraído el virus–, a diferencia de Estados Unidos y algunos países europeos, en Brasil el movimiento antivacuna es minoritario.

Con más de 596.000 muertes por Covid-19, el gigante latinoamericano es el segundo país que más vidas perdió en términos absolutos por la pandemia, superado solo por Estados Unidos.

En ciudad de Río de Janeiro se han registrado un total superior a las 33.000 muertes por coronavirus, con una tasa de mortalidad muy elevada, de 505 por 100.000 habitantes, muy superior a la media nacional (284).

Agencias AFP y ANSA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.