Batali opta por juicio sin jurado en caso de abuso indecente

·2  min de lectura
VIOLENCIA SEXUAL-MARIO BATALI (AP)
VIOLENCIA SEXUAL-MARIO BATALI (AP)

El famoso chef Mario Batali renunció a su derecho a un juicio con jurado y optó por que un juez decida su destino en su juicio por conducta sexual inapropiada en Boston.

Batali confirmó la decisión al juez del Tribunal Municipal de Boston, James Stanton, cuando comenzó el juicio el lunes por la mañana.

Batali se declaró inocente de abuso indecente y agresión en 2018 por acusaciones de que besó y manoseó a la fuerza a una mujer después de tomarse una selfie con ella en un restaurante de Boston en 2017. La mujer dice que Batali notó que ella lo estaba fotografiando y la invitó a posar juntos, para luego tocarla y besarla repetidamente sin su consentimiento.

Si es declarado culpable, Batali podría enfrentar hasta dos años y medio de cárcel y tendrá que registrarse como agresor sexual. Se espera que esté en la corte durante todo el proceso, que debería durar unos dos días.

Los abogados de Batali no hicieron declaraciones antes del inicio del juicio el lunes. Los abogados del chef dijeron anteriormente que el cargo carece de fundamento.

Su acusadora también presentó una demanda contra Batali en busca de una compensación por daños no especificada por “angustia emocional severa” que aún está pendiente en el Tribunal Superior del Condado de Suffolk en Boston. Su abogado dijo que él y su clienta se reservarían hacer comentarios hasta que concluya el juicio penal.

Batali se encuentra entre una serie de hombres de alto perfil que han enfrentado un juicio público durante el movimiento #MeToo contra el abuso y el acoso sexual en los últimos años.

El cocinero de 61 años solía ser uno de los astros de la cadena Food Network, apareciendo en programas como “Molto Mario” y “Iron Chef America”. Pero su carrera se vino abajo en medio de acusaciones de conducta sexual inapropiada.

Cuatro mujeres lo acusaron de toqueteo inapropiado en 2017, después de lo cual renunció a las operaciones diarias en su imperio de restaurantes y dejó el programa de cocina de ABC “The Chew”.

Batali ha ofrecido disculpas, reconociendo que las acusaciones “coinciden” con su modo de actuar.

“Cometí muchos errores y lamento mucho haber decepcionado a mis amigos, mi familia, mis fans y mi equipo”, dijo en un boletín por correo electrónico en aquel momento. “Mi comportamiento estuvo mal y no hay excusas. Asumo toda la responsabilidad”.

El año pasado, Batali, su socio comercial y su empresa de restaurantes en Nueva York acordaron pagar 600.000 dólares para resolver una investigación de cuatro años realizada por la oficina del fiscal general de Nueva York sobre acusaciones de que Batali, gerentes de restaurantes y otros trabajadores acosaron sexualmente a empleados.

En Boston, abrió una sucursal del popular mercado de comida italiana Eataly en el centro de Prudential Center en 2016, así como una Babbo Pizzeria e Enoteca en el Seaport District de la ciudad en 2015.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.